La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, abrió su corazón en una entrevista y dijo que ella es “la persona más bulleada del mundo”. Sí, en serio dijo eso. Parece que alguien nunca ha visto los memes de los políticos mexicanos, ni se ha aventado un clavado por el timeline de Faitelson y tampoco se enteró del #TodoEsCulpaDeLayún.

Según Melania, como a ella la molestan más que ‘Pujitos’ a César Costa, está haciendo una campaña en contra del bullying en redes sociales. De acuerdo a sus declaraciones en el programa de Good Morning America, la primera dama del país de las barras y las estrellas se inspiró “en todo lo que la gente dice de mí”.

Algunos críticos, como Snopes.com, le recomendaron a Melania que su primer caso de estudio sea su marido. El presidente Trump nunca ha dudado en referirse a la gente que le cae mal como tontos, de bajo IQ, retrasados y hasta una versión gringa de HDSPM.

“Tenemos que educar a los niños en comportamiento emocional, para que cuando crezcan puedan lidiar con estos problemas”, decía Melania.

Entre los casos más famosos de “bullying” que le han tocado a la primera dama, probablemente está el día que se le ocurrió copiar completamente un discurso de Michelle Obama y las redes se la acabaron. Pobrecita.

También se recuerda el día que utilizó una chamarra que decía “De verdad no me importa”. No estaba mal, nomás que se puso esa chamarra el día que fue a visitar los centros de detenciónpara niños migrantes.

Le tiraron también por disfrazarse de Jane de Tarzan en su reciente viaje a África. Otro día, la “molestaron” por ponerse un saco que costaba más que el sueldo promedio ANUAL de los estadounidenses. La molestaron también por su cara de tristeza cuando acompaña a su mareado en cualquier evento y hasta le crearon el hashtag #FreeMelania.