Por: Wilfrido Elenes Luna

Tepic Nayarit; 21 de junio del 2018.- Como en el tiempo de los gánsteres los sicarios que viajaban a bordo de una camioneta de modelo reciente, por la calle Villa de Ibargüengoitia dieron alcance a supuestos enemigos que viajaban en otro vehículo y abrieron fuego con la intención de matarlos.
Los testigos tuvieron que lanzarse al suelo, para evitar las balas perdidas que pudieran alcanzarlos, mientras ambos vehículos aceleraban a fondo y se perdieron con rumbo desconocido.
El hecho fue reportado al módulo de emergencias 911, acudiendo elementos de la Policía Estatal Preventiva quienes encontraron en la esquina de Villa de Ibargüengoitia y Villa de Olivares varios casillos percutidos regados sobre la calle.
Ahogado el niño, se pretendió tapar el pozo y calmar el susto de los vecinos con un vistoso desfile de patrullas policiacas que buscaron a los sicarios por las calles aledañas. Como siempre, los sicarios ya habían dado a la fuga.
El hecho hasta el momento no se ha dado a conocer, y se habla que este fin de semana podría ser uno de los más sangrientos en la historia Nayarita.

Compartir
Artículo anteriorTepic y Xalisco se hermanan
Artículo siguienteChoca combi