*Algunas fugas siguen escapando aguas residuales a falta de excavaciones

Por: Misael Santana Huerta
Delegación de San Vicente del municipio de Rosamorada, Nayarit. Jueves 4 de Enero de 2018.
Desde hace un buen tiempo, de cercas hemos convivido con muchos comisariados ejidales destaca mentados por diversos ejidos de los municipios con que cuenta el estado de Nayarit. Y hemos visto que en un alto porcentaje de esos núcleos de población de milagro sobreviven dando vida a sus administraciones a falta de ingresos tan siquiera para pagar a una secretaria que les ayude a mantener abierta la oficina del ejido, para que se atienda a quienes por algún motivo llegan a ese recinto de los ejidatarios.
Viniendo lo anterior con motivo de que al ejido de San Vicente le hace falta una y otra cosa para que un alto porcentaje de ciudadanos que viven ahí, disfruten cuando menos los servicios públicos a que tienen derecho. Cosa que a las autoridades ejidales por su cuenta se les ha hecho difícil otorgar debido a que los ingresos que reciben de la base ejidal es sumamente baja.
Para ocasionar que por algunos rumbos del ejido se dé la falta de agua para consumo humano, la nivelación de calles, el balastreo, el alumbrado de calles del centro del ejido y de las colonias, no se diga también la deficiencia con que va caminando el servicio del drenaje, el que por falta de mantenimiento por barios rumbos del poblado brotan las aguas negras.
Siendo para las autoridades ejidales, muy difícil de solucionar, a falta de dinero y maquinaria, como el caso que los aqueja en estos días en que han solicitado ayuda ante las autoridades de todos los niveles del estado, para solucionar tantas fugas de aguas pestilentes emanadas de los drenajes. Pues de momento le hacen un atento llamado al señor gobernador para que los apoye con maquinaria para escarbar los espacios en donde están las fugas y de esta manera colocar la tubería que ocasiona las fugas. Así las cosas, sin que a estas alturas del nuevo año nuevo, autoridad alguna diga esta controversia por la que pasa san Vicente es mía.