*Delincuentes se apoderaron de cerrajería

Por: Misael Santana Huerta
Pimientillo del municipio de Rosamorada, Nayarit. Martes 15 de Mayo de 2018.
El pasado diez de mayo reciente pasado, día de los santos difuntos, cientos y cientos de personas de todas las edades y de géneros, hicieron acto de presencia en el panteón de la localidad, los días 9 y 10 de Mayo, para hacer limpias de gavetas y caminos en donde se encuentran sus seres queridos.
Viendo con tristeza nos decían, cómo se encuentra destruido el bordeo perimetral del inmueble, desde el momento en que en una escuadra de bardeo de un promedio de: 200 metros lineales por 80 para un promedio de 16,000 metros cuadrado, se encuentra prácticamente destruido el bordeo desde el momento en que los enemigos de los ciudadanos vivos y de los santos difuntos, sin ninguna delicadeza nos decían quienes en el panteón se encontraban para hacer sus limpiezas en los espacios que a ellos pertenecen.
Se han llevado los enrejados de fierro que en línea fueron colocados en las bardas para darle vista a las bardas y darle un poco de valor al panteón con arreglos de figuras de fierro en espacios a distancias bien calculadas.
Con la desdicha nos dice los feligreses que tienen a un deudo en el panteón, que un grupito de jovenzuelos de la localidad medran con los bienes ajenos para comprar la droga que consumen, por lo tanto para los ciudadanos bien nacidos del ejido para evitarse confrontaciones con esos jóvenes que son capaces de todo, les permiten que hagan lo que más les parece.
Basando también esa postura, por la sencilla razón de que esos chavos “banda”, cuando por algún motivo va la municipal de la cabecera municipal y se los lleva, a la hora u otro día ya se pasean por las calles de Pimientillo presumiendo sus influencias para hacer lo que quieran a fin de cuentas presumen las leyes y las autoridades están de su lado.
Siendo este el motivo de que los ciudadanos, destinan mucho de su tiempo, para cuidar los bienes de la casa para que no vayan a ser sacados por los chicos que en nada les preocupa una detención policiaca.
Siendo este el motivo de que no solo los padres de estos malvivientes les temen si no también la población en pleno. Esperando solo que las autoridades policiacas, con la ley que los ampara se animen pero de a deveras a detener a los rateros para que se acaben con los saqueos en los bienes públicos por mencionar el panteón en donde descansan nuestros seres más queridos.

Compartir
Artículo anteriorLos Medina, estrena dirigencia
Artículo siguienteMis Archivos