* Piden a los diputados ejercer su facultad para solicitar la intervención permanente del Ejército y la Marina apegados a la Ley de Seguridad Interior antes de que el crimen organizado siga ejecutando a más gente inocente, demandó el dirigente estatal del PRI, Enrique Díaz.

Por Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit; Miércoles 21 de Marzo de 2018.- El dirigente estatal del PRI, Enrique Díaz, exigió a los responsables de gobernar el estado, la destitución inmediata del Secretario de Seguridad Pública, el “Superpolicía”, Javier Herrera Valles, antes de que el crimen organizado siga matando a más gente inocente y se llegue a la macabra cifra de los “Mil” ejecutados en menos de un año.
Al mismo tiempo, el jerarca priista, pide a los diputados de la Trigésima Segunda Legislatura encabezados por el panista, Polo Domínguez, que ejerzan su facultad constitucional para solicitar apegados a la Ley de Seguridad Interior, la intervención inmediata de las “Fuerzas Federales” integradas por el Ejército Mexicano y la Marina Armada de México, para que se hagan cargo de la seguridad pública de más de Un millón de nayaritas hasta que regrese la paz y la tranquilidad a los 20 municipios del estado, principalmente, en la capital nayarita.
Recordó, Enrique Díaz, que el pasado 19 de marzo, se cumplieron seis meses o medio año desde que entró en funciones el Secretario de Seguridad Pública, Javier Herrera Valles, a quien nos lo vendieron como un “superpolicía”.
Sin embargo, afirmó, hemos visto con gran preocupación que en estos seis meses, ya van más de 500 “ejecutados” y más de 500 “desaparecidos”, principalmente, en Tepic, Xalisco, Bahía de Banderas y San Blas; donde han estado ejecutando a población civil que nada tiene que ver con las bandas del crimen organizado.
“Como el caso del Doctor, que fue ejecutado hace dos días en el poblado de Malinal, municipio de Xalisco, quien se encontraba en el lugar haciendo su servicio social, cuando un grupo de sicarios le arrebataron la vida”.
“Lo más lamentable, puntualizó el líder priista, “es que a seis meses de haber asumido la responsabilidad de la seguridad pública del estado, siguen justificando su ineptitud a que son herencias del pasado”.
Yo le preguntaría al Secretario de Seguridad Pública, ¿Cuánto tiempo más va a durar el pretexto de las herencias del pasado de las que hablan?…diez días más, quince, un mes, tres meses o hasta que terminen los cuatro años de la administración?…
“Porque a mi juicio, reafirmó Enrique Díaz, esto ya debería haber terminado o por lo menos, ya se debería de haber controlado ya, lo cierto, es que ya no pueden seguir echando culpas en un tema tan delicado como es el de la seguridad, porque con la vida de los nayaritas no se juega”.
De la misma manera, tampoco pueden hablar tan campantes de la infiltración en los cuerpos policíacos, porque ellos tienen bajo su mando a los cuerpos policíacos desde el 19 de septiembre del año pasado y es tiempo suficiente para que si así fuera, ya los hubieran depurado.
“La verdad, es que los jefes de las corporaciones policiacas, no tienen un plan, no tienen ninguna estrategia y no hay un rumbo en los temas de seguridad, donde lo peor de todo, es que todo mundo está viendo como están tocando familias nayaritas, ya no es un pleito entre bandas, sino que ahora estamos viendo verdaderos actos de terrorismo para asustar a la sociedad, para asustar al gobierno y obligarlos hacer algo”.
Ante esta ola de terror y muerte, demandó el Dirigente Priista, levantamos la voz para exigirle al gobierno que ya es hora que “pare de tajo” esta mortandad de nayaritas o a los diputados del Congreso del Estado para que tomen decisiones definitivas.
Ya que no basta con llamar al Secretario de Seguridad Pública para que explique lo que está sucediendo, cuando eso ya lo sabemos todos, que hay más de 500 muertos y más de 500 desaparecidos en seis meses.
Entonces, que en lugar de esto, que el Congreso del Estado ejerza la facultad constitucional que tiene para solicitar al Gobierno Federal, su intervención apegados a la Ley de Seguridad Interior para que se apliquen los protocolos de seguridad aquí en el estado.
Ya que el propio Gobernador del Estado, declaró públicamente que los cuerpos de seguridad estatal, habían sido rebasados por el crimen organizado, entonces, que no se tarden más los diputados, porque cada día que pase habrá más gente inocente sacrificada por el crimen organizado, concluyó tajante, Enrique Díaz.22