* Transportistas “por sus pistolas”, se aumentaron un 10 por ciento

Por: Javier Rojo Fregoso

Tepic, Nayarit.- Jueves 01 de agosto del 2018.- “Sin decir agua”, a partir del primero de julio, se incrementaron las tarifas del servicio de Autotransportes Compostela, en un diez por ciento a pesar de que los salarios de los trabajadores en general, no ha subido más allá del 2.5%, lo que ha generado preocupación, malestar y rechazo a estos abusos, a estos atropellos al bolsillo del pueblo que utiliza todos los días estos medios de transportes para venir a Tepic e ir a la Airosa Compostela, y también hay quejas de parte de los estudiantes y de las personas de la tercera edad, porque en la mayoría de las veces algunos, no todos, los choferes respetan las tarjetas de la tercera edad y la de los estudiantes y hay quejas y exigencias para que sin mayores preámbulos se respeten los precios en las tarifas ”especiales” que están ya pactadas para estos segmentos sociales.
Las decenas de unidades móviles del servicio de autotransportes de Compostela, ya están bastante trabajadas, bastante golpeadas por los años de trabajo y los cambios climáticos que son naturales y dichos incrementos al precio de las tarifas, para los usuarios de estos medios de transporte, se tratan de justificar en base a los incrementos de los hidrocarburos, las gasolinas los aceites, el diésel, los Neumáticos y hasta las licencias o permisos para trabajar dichas unidades que en su gran mayoría ya deben de renovarse.
En fin los usuarios del mencionado medio de transporte que va desde Compostela a Tepic, dicen que está bien que se dé un incremento en el precio tarifario pero que sea en base al incremento salarial, es decir, que se aumenten dichas tarifas urbanas o de dichos servicios de transporte de pasajeros foráneos en un 2.5,% máximo 3% pero no aumentarles de un solo golpe un DIEZ POR CIENTO, lo cual es un abuso, es un duro golpe a la raquítica y Paupérrima economía del pueblo de Nayarit, de los usuarios de dichos medios de transporte que son los que están ”pagando los platos rotos” y los ,empresarios “bien gracias” engordando sus cuentas bancarias.