Por: Víctor Trejo Olmos

Bahía de Banderas, Nayarit. – Miércoles 01 de agosto del 2018.- Vecinos del fraccionamiento Paraíso Vallarta, en la agencia municipal de San Clemente de Lima, denuncian el proceso insalubre empleado por el Organismo de Agua Potable y Saneamiento de Bahía de Banderas (Oromapas) para hacerles llegar el agua “potable” a sus hogares.
Familias del fraccionamiento en mención han hecho circular varias fotografías y videos levantados desde las instalaciones que tiene el Oromapas para almacenar el agua y dirigirla hacía cada una de los poco más de 400 hogares con los que cuenta este asentamiento humano del municipio de Bahía de Banderas.
De cuando a las denuncias ciudadanas el agua que empezó a salir en sus hogares tenía un color turbio y no les dio nada de confianza por lo que acudieron a las oficinas de la paramunicipal a pedir explicaciones sobre la conveniencia del uso para actividades domésticas encontrando como respuesta la afirmativa a la sanidad del líquido sin embargo no se fiaron y menos tras observar el desaseado proceso, rudimentario que emplean las cuadrillas de José Mercado para llevar el vital líquido a las casas de los vecinos.
En el proceso de almacenamiento, las imágenes ilustran que este genera espuma y en los lugares donde la almacenan están expuestos al aire libre. Sin olvidar el paso con sedimentos por donde cruzan las aguas.
Vecinos del fraccionamiento han denunciando que esta situación la padecen desde que llegaron a habitarlo y temen que el consumo de estos líquidos puedan ocasionarles daños en la salud.
No es el único lugar donde hay posibles problemas de sanidad en el líquido ya que en el fraccionamiento Alta Vela también hay reportes sobre la falta de mantenimiento a la zona de bombeo los cuales hace varios años ocasionaron problemas de salud entre los habitantes de este multifamiliar.
Cabe mencionar que los problemas de insalubridad suscitados en los fraccionamientos brotan una vez que las empresas hacen entrega de las instalaciones del servicio a la paramunicipal esto, a consecuencia de la permisibilidad de las autoridades al recibirlos en condiciones no aptas para su almacenamiento y consumo.