Por: Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ofreció disculpas en la Eurocámara, donde rindió cuentas por el escándalo de Cambridge Analytica, que provocó una ola de inquietud por el uso de los datos personales de millones de usuarios de esta red social.
“Quedó claro que, en el último par de años, no hicimos lo suficiente para evitar que [nuestras]herramientas (…) se utilizaran también para causar daños”, argumentó Zuckerberg al inicio de su comparecencia.
De acuerdo con un despacho de la agencia AFP, el empresario estadunidense se refirió así tanto al mal uso de los datos personales por parte de empresas como a la desinformación o la injerencia extranjera en procesos electorales.
“Eso fue un error y lo siento”, adujo en la Eurocámara.
Zuckerberg ya había ofrecido perdón en abril pasado, durante su comparecencia en el Congreso estadunidense y ahora lo hizo ante los líderes de los grupos parlamentarios de la Eurocámara y su presidente, Antonio Tajani, para quien “la democracia nunca debe ser una operación de marketing, donde todos los que compran datos compran una ventaja política”.
Aunque en un primer momento su comparecencia en Bruselas estaba prevista a puertas cerradas, la presión de los eurodiputados consiguió que esta fuera retransmitida finalmente por internet.
Según cifras comunicadas por Facebook a la Comisión Europea, los datos de “hasta 2.7 millones” de ciudadanos de la Unión Europea (UE) se transmitieron de “forma inapropiada” a Cambridge Analytica, implicada en la campaña electoral de Donald Trump.
“Los ciudadanos de la UE han sido los más afectados por el reciente escándalo y merecen escuchar la verdad”, tuiteó el lunes influyente eurodiputado liberal Guy Verhofstadt, quien preguntó a sus seguidores: “¿Qué preguntas quieren que conteste Zuckerberg?”.
Su par socialdemócrata, Udo Bullmann, esperó que el presidente de Facebook aclarara “los procesos que permitieron a Cambridge Analytica abusar de los datos de millones de europeos y manipular las elecciones”, y urgió en un tuit a abordar con los responsables de la red social “las posibles consecuencias legales” del escándalo.