De los 19 candidatos que van por el PAN en primera fórmula a Senadores, sólo 4 de ellos podrían ganar; mientras que de los 12 candidatos del PRD, sólo seis tienen probabilidades; las encuestas desfavorecen a Núñez y Naranjo en Nayarit.

Por Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit; Jueves 5 de Abril de 2018.- De acuerdo a las encuestas nacionales, el 67.75 por ciento de los 31 candidatos que fueron postulados por el PAN y el PRD en primera fórmula para el Senado de la República, se encuentran “condenados” a perder en las próximas elecciones federales del mes de julio.
Según, los resultados que fueron difundidos en el “Financiero”, la fórmula de candidatos a Senadores que encabezan, Gloria Núñez (PAN) y Guadalupe Acosta Naranjo (PRD) en el Estado de Nayarit, tienen escasas posibilidades de ganar en los próximos comicios electorales.
Ya que de los 19 estados en los que al PAN correspondió designar candidatos de primera fórmula al Senado de la República, sólo 4 de ellos son considerados con alta probabilidad de ganar.
Mientras que en las 12 entidades federativas donde el PRD designó candidatos en primera fórmula, solo en 6 de ellos -50 por ciento- tienen posibilidades de ganar.
En tanto, que el Partido Movimiento Ciudadano, a quien sólo le correspondió designar un solo candidato de primera fórmula al Senado de la República, resultó que tiene altas posibilidades de ganar un escaño en el Senado, por la fuerza política que detenta en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco.
Esto quiere decir, que de los 31 estados donde el PAN y el PRD postularon candidatos de primera fórmula para el Senado de la República, solamente en 10 entidades –el 32.25 por ciento- tienen posibilidades de ganar.
Lo que viene a confirmar, que el resto mayoritario de las 22 entidades federativas, se las disputarán los candidatos de las coaliciones electorales que son encabezadas por el PRI y MORENA.
Desafortunadamente para la fórmula PAN-PRD que conforman Gloria Núñez y el líder perredista de los “Galileos” en Nayarit, Guadalupe Acosta Naranjo, las tendencias electorales no los favorecen.