POR ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).-
El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) oficializó hoy la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, quien por tercera vez busca la Presidencia de la República.
“Quiero ser recordado como un buen presidente”, dijo.
La autoafirmación es una: si es de dominio público, se le considera terco, necio y obcecado, así e inclusive “con locura” se conducirá como presidente y erradicará la corrupción.
A una semana de que concluyera el periodo de precampaña, en el que se supone convenció –como precandidato único– a la militancia de su partido de ser postulado, López Obrador fue refrendado por una asamblea nacional de Morena, como lo será el día de mañana por el Partido del Trabajo (PT) y el próximo martes por el Partido Encuentro Social (PES), que integran la alianza Juntos Haremos Historia.
En su mensaje, el exjefe de gobierno capitalino reiteró diferentes planteamientos que hizo en la precampaña, así como la forma en que gobernará: reducir sueldo de funcionarios a la mitad; vender el avión presidencial y la flota área gubernamental; justicia laboral; mejores salarios para la burocracia, entre otras.
“Refrendar mis compromisos básicos con el pueblo de México: en primer término, ofrezco seguir actuando con los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo
“Me comprometo a eliminar la corrupción y la impunidad; serán abolidos fueros y privilegios; se acabarán lujos, abusos y el despilfarro en el gobierno”, inició.
De igual manera, afirmó que “no se tolerará amiguismo, influyentismo ni el nepotismo”.
En cuanto a la pacificación del país, López Obrador repasó sus propuestas como la de crear una Guardia Nacional y dirigir personalmente el gabinete de seguridad a diario. Pero sobre todo, fue enfático al ofrecer que hará lo necesario para conseguir la paz.
“Soy terco –es de dominio público; necio, dicen obcecado, perserverante o como suele llamarse a quienes defienden principios o alguna causa. Con esta misma convicción actuaré como presidente de la República: con necedad, con perseverancia, rayando con la locura, de manera obcecada, voy a acabar con la corrupción”.