* Pyongyang intenta esconder tras la bandera olímpica la realidad que esclaviza a su población y la amenaza a otros países

POR LA REDACCIÓN

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, alertó sobre la “ofensiva propagandística” de Corea del Norte y afirmó que Estados Unidos quiere impedir que “secuestre la imagen” de los Juegos de invierno que inician el próximo viernes en PyeongChang, Corea del Sur.
Según el número dos del gobierno estadunidense, Pyongyang intenta esconder tras la bandera olímpica la realidad que esclaviza a su población y la amenaza a otros países, y anunció nuevas sanciones unilaterales contra el régimen de Kim Yong-un.
Pence realizó una visita a Japón, donde se reunió con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, quien coincidió con Estados Unidos en que “el mundo no puede dejarse engañar por la ‘diplomacia de la sonrisa’ de Corea del Norte”, y añadió que el diálogo con Pyongyang “no es posible a menos que haya pasos efectivos hacia su desnuclearización”.
Las dos Coreas vienen realizando encuentros desde hace semanas para limar asperezas y acordaron desfilar bajo una misma bandera en la justa olímpica invernal que inicia el viernes.
El vicepresidente estadunidense se desplazará a Corea del Sur un día antes y estará presente en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos donde desfilarán juntos los atletas del Norte y el Sur, y a la que asistirá también una delegación de alto nivel enviada por el régimen norcoreano.
“Estaré allí para animar a nuestros atletas, pero también para permanecer junto a nuestros aliados y para recordar al mundo que el régimen norcoreano es el más tiránico y opresivo del planeta”, advirtió Peance en la rueda de prensa que ofreció en Japón junto a Shinzo Abe.
Ahí mismo, Pence hizo el anuncio de que Estados Unidos aplicará una nueva ronda de sanciones económicas contra Corea del Norte, “las más duras y agresivas hasta la fecha” y destinadas a poner fin a sus programas armamentísticos, aunque no dio detalles de las nuevas sanciones.
Sólo refirió que “serán desveladas próximamente” y están dirigidas “a continuar aislando a Corea del norte hasta que abandone de una vez por todas sus programas, nuclear y de misiles”.