* Las ventas de Estados Unidos son un 58% superiores a las de Rusia, el segundo exportador mundial.

México. Domingo 13 de mayo del 2018.- Agencias/Las guerras civiles en Siria y Yemen, junto a la rivalidad De las principales potencias mundiales (Estados Unidos, Rusia y China) han puesto el foco de atención en el comercio mundial de armas.
No sorprende que sea hoy una próspera industria global que, según dijo a la BBC Pieter Wezeman, investigador del Instituto Internacional de Investigaciones para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés), mueve US$100.000 millones al año.
De acuerdo con las últimas cifras del Instituto, las ventas de armamento pesado entre 2013 y 2017 fueron un 10% mayores a las registradas entre 2008 y 2012.
Un mercado en alza en el que Estados Unidos consolida su posición de liderazgo como primer exportador global de armas.
El SIPRI calcula que EE.UU. concentra el 34% de las ventas mundiales, una cifra que era del 30% hace 5 años y que ahora se encuentra en su nivel más alto desde finales de la década de 1990.
“Estados Unidos ha estado abierto a suministrar armas a una amplia variedad de receptores y hay una gran número de países listos para adquirir armas de EE.UU.”, afirma Wezeman.
Las ventas de Estados Unidos son un 58% superiores a las de Rusia, el segundo exportador mundial.
Y mientras que los estadounidenses aumentaron sus exportaciones hasta un 25% entre 2013 y 2017 respecto al lustro anterior, las de Rusia se redujeron un 7,1% en el mismo periodo.
Son los estados de Medio Oriente los que han sido los principales clientes de Estados Unidos —Arabia Saudita encabeza la lista— y esa región se llevó casi la mitad de las exportaciones de EE.UU. entre 2013 y 2017.