* Para la explotación de gas y petróleo

POR LA REDACCIÓN
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Alianza Mexicana contra el Fracking hizo un llamado a la ciudadanía para exigir un alto a la entrega de territorios, luego de que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) anunció este jueves la apertura de las licitaciones para la exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales.
“El fracking como técnica, independientemente dónde, cuándo y cómo se haga, representa una violación grave a los derechos humanos, amenaza el agua y pone en peligro el clima del planeta”, puntualizó la organización en un comunicado.
Destacó que, según ha anunciado el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, las próximas áreas del territorio que serán entregadas para la explotación de gas y petróleo no convencional mediante fracking se encuentran en la Cuenca de Burgos, en el estado de Tamaulipas.
Éstas se sumarían a las ya afectadas por esa actividad en Coahuila, Nuevo León, Veracruz, Puebla y el mismo estado de Tamaulipas, puntualizó, y señaló que los planes del gobierno incluyen extender esa actividad a San Luis Potosí, Hidalgo y Oaxaca.
“Este anuncio se inserta en la estrategia del gobierno que, en un contexto de final de sexenio y en palabras del secretario de Energía, busca intensificar este año la entrega de territorios para la exploración y extracción de hidrocarburos, tanto convencionales como no convencionales en aguas del Golfo de México y en tierra”, subrayó.
Uno de los argumentos para ello es la supuesta necesidad de producir más gas natural para generar energía y reducir la dependencia de su importación de Estados Unidos. Sin embargo, acotó, de manera poco coherente con este argumento, el gobierno también está promoviendo la construcción de 17 gasoductos para importar más gas del país vecino.