Por Gloria Leticia Díaz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Organizaciones que integran el Frente por la Libertad de
Expresión y la Protesta Social (FLEPS) y el Espacio OSC exigieron al Estado mexicano
“borrar la información referente a los antecedentes penales” de Alejandro Cerezo
Contreras, que le han impedido ejercer a plenitud su labor como defensor de derechos
humanos.
Las organizaciones reprobaron la falta de actualización de la situación legal de Cerezo
Contreras, quien fue declarado inocente por tribunales luego de ser acusado de hacer
explotar petardos en una sucursal de Banamex, en 2001.
Cerezo Contreras fue deportado de Panamá cuando hizo una escala para acudir a la ciudad
de Asunción, Paraguay, para presentar una ponencia en el “III Seminario Internacional
Mecanismos de Protección para Defensoras y Defensores de Derechos Humanos: Entre el
Compromiso y el Riesgo”, que se celebró el 3 y 4 de octubre.
Las organizaciones consideraron que “el silencio del Estado mexicano ante este abuso
facilita nuevos atropellos hacia él (Cerezo Contreras) y su familia”.
En un comunicado, FLEPS y Espacio OSC recordaron que es la segunda ocasión en que
 Alejandro Cerezo “es impedido a ejercer su defensa de derechos a nivel internacional, lo
que evidencia que la inacción diplomática del Estado es un llamado a la repetición”.
Puntualizaron que México está obligado a garantizar “los derechos de asociación, reunión,
protesta y libertad de expresión de Alejandro Cerezo, por todos los medios disponibles,
incluidas las gestiones diplomáticas, especialmente en casos reconocidos de criminalización
de la defensa, como es el del Comité Cerezo México”.
Agregaron que el Estado también está “obligado a garantizar la integridad física y
psicológica del defensor, su familia y su organización”.
Para los defensores, negar a Cerezo Contreras su derecho a participar en el foro
internacional al que fue invitado constituye “una violación al derecho de defender derechos
humanos y sus derechos asociados como el derecho a la libertad de asociación, protesta y
de libertad de expresión”.
De acuerdo con la información divulgada por el propio Comité Cerezo, Alejandro Cerezo
fue retenido por personal de migración de Panamá, entre quienes estaba una persona con un
cintillo al cuello que llevaba la leyenda “U.S. Border”. Fue interrogado sobre sus

antecedentes penales, sobre sus padres y si era “vocero del grupo armado PDPR-EPR
(Partido Democrático del Pueblo Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario)”, al que
supuestamente pertenecían sus progenitores en 2001.
Según el testimonio, al anunciarle que sería deportado, los funcionarios de Panamá le
indicaron que su nombre “estaba en el sistema” con una “alerta”, situación que, le dijeron,
tenía que aclarar en México, además de que no le devolvieron su pasaporte ni su teléfono
celular.
Las organizaciones que conforman el FLEPS son la oficina en México de Artículo 19; el
Centro de Derechos Humanos Vitoria; Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez;
Centro Nacional de Comunicación Social; Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo;
Causa; Marabunta; Propuesta Cívica; Servicios y Asesoría para la Paz, la Red de
Organismos Civiles Todos los Derechos Para Todas y Todos y Resonar.
Espacio OSC está integrado por una veintena de organizaciones civiles, entre ellas Acción
Urgente para Defensores de Derechos Humanos, a la que pertenece Alejandro Cerezo; la
Asociación Mundial de Radios Comunitarias; Casa de los Derechos de los Periodistas;
Casa del Migrante Saltillo; Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan,
Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, entre otras.