* Pescadores sin escrúpulos echan por la borda el esfuerzo de ambientalistas

Por: Víctor Trejo Olmos

Bahía de Banderas, Nayarit; lunes 9 de julio del 2018.-Hay reportes sobre la comercialización de tortugas en la zona de los canales de Nuevo Vallarta. En plena temporada derribo de estos quelonios, los pescadores hace inseguras las playas del municipio.
Sobre los márgenes de los canales de la marina de Nuevo Vallarta ha habido indicios sobre la presencia de caparazones destrozados, los cuales dejan los pescadores dedicados también a la venta de esta especie marina.
En la región es de todos conocido que si se desea adquirir carne de tortugas huevos, los pescadores ribereños es donde se puede adquirir, sin embargo en días pasados los vendedores dejaron varios rastros sobre el aumento en la demanda de este tipo de carne. Fue entonces que vecinos del fraccionamiento náutico de Nuevo Vallarta dieron cuenta sobre esta situación.
No es la primera ocasión en la que reportan un aumento en la venta de huevos y carne de tortuga ya que meses atrás fueron reportadas un par de hieleras que en su interior había este tipo de productos, tipificados como ilegales por la ley general de biodiversidad.
Sin embargo no todos los que siguen ejerciendo el oficio de la pesca en este punto de Bahía de Banderas infringen la ley, ya que hay quienes aún siguen apostándole a este tipo de economía ajustándose a lo que hayan en la mar y el mismo estero.
Pescadores nos comparten que de manera reciente fue realizada una visita de parte del personal de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, para verificar lo que realmente acontece en la ribera de los canales de Nuevo Vallarta.
Los esfuerzos del ramo hotelero y asociaciones civiles dedicadas a la protección de los quelonios hablan de proyectos exitosos en la conservación de esta especie que al igual que las ballenas jorobadas, han hecho de las playas del municipio un hogar seguro para su ciclo de vida.
Sin embargo ya sea por mejorar su economía o por costumbre, atentan con esta especie considerada como un visitante distinguido más que pisa estas tierras nayaritas.