Aseguran que ‘es inaceptable’ que Miss Líbano, Salwa Akar, apareciera con la candidata israelí posando en una foto ‘haciendo el signo de la victoria’

BEIRUT.

Miss Líbano, Salwa Akar, ha sido obligada a retirarse del concurso de belleza Miss Earth, que este año se celebra en Manila, después de que apareciera en una fotografía junto a la representante de Israel, país con el que el Estado árabe está técnicamente en guerra.

La organizadora del evento en Oriente Medio, Sawsat al Sayed, aseguró que “es inaceptable” que Miss Líbano, Salwa Akar, apareciera con la candidata israelí posando en una foto “haciendo el signo de la victoria” con los dedos.

“Tenemos una gran responsabilidad, no solo ante el Estado libanés sino también ante los países de la región”, destacó Al Sayed, asegurando que la fotografía ha generado descontento en todo Oriente Medio.

“Existe una hostilidad histórica entre Israel y Líbano, no sólo a nivel militar sino también cultural y en los concursos de belleza”, agregó Al Sayed, quien fue Miss Líbano en los años 80.

“Organizo desde hace 25 años este concurso y nunca ha sucedido algo parecido”, manifestó Al Sayed, quien explicó que a las jóvenes participantes se les advierte de las consecuencias a las que pueden hacer frente si se relacionan con sus colegas israelíes.

Por su parte, Akar se ha defendido después del incidente y ha declarado a los medios de comunicación libaneses que no se dio cuenta de que estaba junto a Miss Israel porque esta le habló en árabe, ya que es de origen palestino.

Esta no es la primera vez que el conflicto se cuela en un concurso de belleza y en 2015 la libanesa Sally Jreige levantó una gran polémica en su país por aparecer en un selfi con varias candidatas, entre las que estaba Miss Israel.

A pesar de que no hay una guerra abierta entre el Líbano e Israel, que retiró sus últimas tropas del sur del país árabe en el año 2000, en la frontera entre ambos Estados está desplegada una fuerza de paz de la ONU (FINUL) y los dos Gobiernos mantienen una actitud hostil.