Messenger Kids es el nuevo producto de la compañía destinado a niños de entre seis y 11 años, pero sobre todo a sus padres, quienes tendrán el control de todo lo que sus hijos hagan en este nuevo servicio de mensajería infantil desde su propio perfil de Facebook

Facebook quiere que los padres tengan más control sobre las actividades de sus hijos en los servicios de mensajería instantánea. Messenger Kids es el nuevo producto de la compañía destinado a niños de entre seis y 11 años, pero sobre todo a sus padres, quienes tendrán el control de todo lo que sus hijos hagan en este nuevo servicio de mensajería infantil desde su propio perfil de Facebook.

De acuerdo con Tarunya Govindarajan, product manager de Facebook, la principal razón por la que desarrollaron la plataforma es que 75% de los padres cuyos hijos usan aplicaciones de mensajería quieren más control sobre lo que sus hijos ven y comunican a través de estas.

La aplicación, que estará disponible en México a partir de este 19 de julio, es una extensión de Facebook que sólo permite crear cuentas con la autorización de un adulto. Los padres podrán aceptar o rechazar nuevos contactos para sus hijos y también cuentan con la opción de revisar las conversaciones, ya sea que hayan sido realizadas con texto, imágenes o video.

De acuerdo con la directiva de la compañía californiana, al mismo tiempo que se reduce la brecha digital en países emergentes como México, los padres quieren reducir los riesgos que enfrentan sus hijos infantes cuando navegan por internet o cuando se comunican con otras personas a través de la red.

Quienes fueron consultados para el desarrollo de Messenger Kids dijeron que la inseguridad en línea, el contenido inapropiado y el tiempo que sus hijos pasaban usando aplicaciones de mensajería eran las amenazas que más les preocupaban. Los padres quieren que sus hijos usen estas aplicaciones de mensajería para comunicarse con familiares y también para tener opciones de educación y entretenimiento.

Messenger Kids permite mantener conversaciones interactivas con efectos visuales de realidad aumentada y emoticones que fueron curados específicamente para los menores de 13 años. No permite que se borren los mensajes dentro de la aplicación y al mismo tiempo que los padres tienen la posibilidad de ponerla a dormir para que sus hijos no puedan usarla, estos tienen la capacidad de reportar y bloquear a contactos no deseados o que hayan compartido contenido inapropiado.

Según Danielle Kleiner, gerente de Programas de Seguridad para la Red de América Latina en Facebook, la aplicación se desarrolló con ayuda de profesionales y académicos especializados en el desarrollo educativo de los niños y en su seguridad. También fueron consultados los padres, quienes expresaron sus necesidades respecto del uso de las aplicaciones de mensajería por parte de sus hijos.

De acuerdo con la red social, la aplicación sólo requiere el nombre de los niños que la usarán y no supone la activación de una cuenta regular de Facebook para el niño. No requiere la edad del menor, contraseñas o datos de geolocalización. Permite mantener conversaciones sólo con los contactos autorizados por los padres y carece de publicidad y botones de compra.

La aplicación funciona tanto en tablets como en smartphones con sistemas operativos Android y iOS.