* Como ya se van, no les importa nada, acusa diputado local

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Jueves 12 de Abril de 2018.- Al gobierno federal a estas alturas, le vale dar solución al conflicto de los productores de frijol de Nayarit que mantienen tomadas la caseta a Trapichillo y algunos edificios públicos, reconoció el diputado Eduardo Lugo.
Los funcionarios de la Sagarpa y Aserca ya tienen un pie en la puerta, ya se van y no les interesa resolver nada, “ya se van” porque si hubiera voluntad para responder a las demandas de los campesino, ya hubieran soltado el dinero.
“Pero no quieren resolver, ellos lo que quieren es salirse de donde están. Terminar su gobierno y no resolver nada para que le truene la bomba al que llegue, esa es la mera realidad”, lamentó el legislador.
Ante esta negativa, los pobres campesinos van a permanecer en el movimiento hasta donde su fuerza les permita, reconoció.
El gobierno del estado ya les demostró la buena voluntad al comprometerse a aportar el 20 por ciento del pago a frijoleros y ya los tiene listos pero por parte de la federación, no ha habido esa respuesta.
Eduardo Lugo mostró su molestia porque los diputados han hecho hasta lo imposible por gestionar el pago, han ido a México acompañando a una comisión de los frijoleros, les pagaron el viaje y encima de todo, les toman el Congreso local.
“La lucha no es aquí en el Congreso, la lucha sería tomar Sagarpa nacional, unirse con otras organizaciones campesinas y hacer la presión allá”.
Ese es el remedio ir a tomar las instalaciones de esta dependencia en la ciudad de México en donde están fallando y les ponen miles de trabas pese a los acuerdos.
“Nosotros aquí somos coadyuvantes, somos gestores, andamos tratando de solucionarles y ayudarles, no somos enemigos de ellos. Nosotros vamos a favor de ello, y nos toman el Congreso, al que te está ayudando, no se vale”, recalcó el diputado Eduardo Lugo.
El balón están en la cancha de la federación, allá es donde tiene que resolver con el respaldo de los diputados y el gobierno del estado.
Y es que la federación se echó para atrás con el acuerdo pactado entre los frijoleros, Sagarpa y el estado, donde se entregaría mil 250 que ya está establecido más una bolsa especial de esa misma cantidad, lo que sumaba 2 mil 500 pesos por hectárea, pero se rajó.