“Futuros cambios potenciales en la estrategia de negocio de Pemex podrían acelerar el debilitamiento de la estructura de capital de la compañía”, dijo Fitch en un reporte.

La agencia calificadora Fitch Ratings ratificó el viernes las notas global y nacional de la petrolera estatal mexicana Pemex en ‘BBB+’ y ‘AAA(mex)’, respectivamente, pero redujo su perspectiva a negativa desde estable.

La revisión de la perspectiva refleja la creciente incertidumbre que existe sobre la futura estrategia de negocio de la empresa, combinada con un deterioro de su perfil crediticio, dijo Fitch en un reporte.

“Futuros cambios potenciales en la estrategia de negocio de Pemex podrían acelerar el debilitamiento de la estructura de capital de la compañía”, agregó.

Fitch adelantó que continuará monitoreando la evolución de la estrategia de Pemex y si ésta le otorga un nivel de inversión de capital (Capex) sostenible que le permita restituir sus reservas y estabilizar su producción, manteniendo un flujo libre de efectivo de neutral a positivo.

La medida de Fitch ocurre un día después de que la calificadora Moody’s dijera que la calidad crediticia de Pemex estaba en riesgo por planes del gobierno que asumirá en diciembre de acabar con las exportaciones de empresa y propiciar un modelo