La flor de cempasúchil es famosa en el mundo por su intenso color amarillo, se cosecha en octubre y noviembre, y su principal propósito es la decoración en nuestras casas, así como en avenidas importantes, altares, ofrendas y en las tumbas de nuestros difuntos.