* Se espera una reducción en la producción de hasta un 18 por ciento

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Lunes 9 de Abril de 2018.- Disminuye en un 18 por ciento la producción de mango en Nayarit por culpa del frío y los fuertes vientos registrados en los meses de febrero y marzo que lastimaron la flor y la “canica” del fruto.
Los mangueros tendrán una temporada crítica con un aproximado de 40 a 60 mil toneladas menos que el ciclo agrícola pasado donde se logró una producción de 320 mil toneladas del fruto.
El Tesorero del Comité nacional del sistema producto mango, Francisco Ortega Ramírez, explicó que los fuertes vientos “tiraron” la flor y los frutos y ahora hay mango pero no igual que la temporada anterior.
Actualmente en el estado se siembran 25 mil hectáreas de mango y existen 7 mil productores de los municipios de San Blas, Tepic, Santiago Ixcuintla, Compostela, Rosamorada, Tecuala y Acaponeta.
Se espera al menos obtener una producción de 280 mil toneladas, y será a finales del mes de abril cuando inicie la cosecha del mango ataulfo posteriormente sigue el corte tommy, kent y termina la zafra con el mango keitt.
La variedad de mango manila si hay en la entidad pero es muy poca, el haden se produce únicamente en los municipios de Acaponeta y Tecuala .
Afortunadamente, se espera un repunte del precio en el mercado debido a que el estado de Chiapas empezó la venta de mango en 250 pesos la caja pero se cayó el precio hasta 180 pesos debido a la pérdida de la producción a consecuencia de las lluvias y los vientos por lo que su producción fue escasa.
“En Nayarit nos está ayudando que haya poca oferta en los demás estados y puede pasar que nos aumente el precio, jugando con la oferta y la demanda”, apuntó Ortega Ramírez.
El año pasado para algunos productores fue muy bueno el precio del mango porque se vendió la caja de 220 a 240 pesos la caja y este año, se piensa que será lo mismo.
El también dirigente de los mangueros explicó que los acaparadores del mango ya hicieron su agosto porque andan desatados comprando “la fruta en el terreno”, es decir, sin cortar, y con un pequeño anticipo apartan la producción a un precio más bajo.
“Normalmente quienes acaparan son los industriales, por ejemplo, todas las deshidratadoras que se dedican a industrializar el mango, van con los productores y les compran por hectárea”.
El mango tiene sus bondades, es un buen negocio porque una hectárea de mango da de ganancia al productor 30 mil pesos mientras que una de frijol, da cero utilidades.
“Los negocios en Nayarit solamente es el mago, arroz, plátano y otros frutales”, reconoció Ortega Ramírez.