Si no dan los resultados que el pueblo espera se irán de “patitas” a la calle”, les advirtió el gobernador

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Domingo 03 de junio del 2018.- Nuevamente truena el gobernador Antonio Echevarría en contra de los integrantes de su gabinete y les recuerda que nadie tiene asegurado el hueso, y si no dan los resultados que el pueblo espera, se irán de patitas a la calle.
“Si mi gente, mis funcionarios, no me están ayudando, yo los voy a empezar a cambiar”, advirtió el Jefe del Ejecutivo quien acudió al Sector Salud a poner orden al desmadre que se cargan es esa área.
Y es que hace unos días tronó la bomba en la Secretaría de Salud de Nayarit, la situación en esta área se puso incendiaria por una serie de chismes, dimes y diretes, luego de que el director del Hospital General, Daniel Balderas denunció el robo de equipo costosísimo de las máquinas de anestesia que provocó el cierre parcial de uno de los cuatro quirófanos del nosocomio.
Desde ese momento, el Secretario de Salud Víctor Quiroga le agarró “tirria” a Balderas por dejarlo ver cómo un cero a la izquierda al no ser él quien diera la noticia y ordenó a su gente que le buscaran “algo malo” hasta por debajo de las piedras para destituirlo del cargo.
Y pronto sus achichincles encontraron el pretexto perfecto al observar que Daniel Balderas en un acto de sensibilidad para ayudar a la compra de insumos del hospital, puso a la venta unas tasas con valor de cien pesos.
Al enterarse, Víctor Quiroga de inmediato lo destituyó por “hacer negocio” a sus espaldas pero no contaba con que todo el personal del Hospital Central mostró su solidaridad con el recién destituido por su don de gente y sus muestras de trabajar sin descanso. Hasta el mismo gobernador, Antonio Echevarría García acudió personalmente a reincorporar a este buen elemento.
Pero aún ni siquiera entraba el gobernador al Hospital Central para observar la problemática al interior, cuando le salió al paso una encolerizada doctora de neonatología quien le reclamó que van 8 meses de su administración y no se ven cambios en este sector.
“Se lo digo de frente y aquí al lado de Víctor Quiroga”, yo pensé que al ser el titular de Salud uno de nosotros, que trabaja en la Secretaría desde hace años, las cosas iban a cambiar pero no.
Citó como ejemplo el área de neonatología donde los médicos no tienen suplentes, no pueden salir de vacaciones ni pueden enfermarse porque el área que atiende a bebés recién nacidos enfermos durante las 24 horas del día, no cuenta con el personal necesario pero ante las necesidades, los médicos internos le entran al quite.
“¿Le gustaría a usted que le recibiera un estudiante de medicina a su hijo, un sobrino, un conocido, sin experiencia?”, le cuestionó la doctora.
Rojo de vergüenza o coraje, el mandatario, le respondió a la denunciante que las crisis en el sector salud viene arrastrándose desde hace 12 años, “desgraciadamente yo me encerré 6 meses en Palacio de Gobierno para tratar de darle una acomodada a todo el desmadre que me dejaron” pero ya está más al pendiente de todas las áreas y si los Secretarios o Directores no dan el ancho, serán removidos.