*Como en los viejos tiempos, los empresarios hacen lo que se les pega la gana con el salario de los trabajadores

Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit; Jueves 28 de Diciembre de 2017.-
Como cada año la concesionaria de la recolección de la basura en la zona costera, GIRRSA, no pagó puntual sus aguinaldos a los trabajadores que recogen la basura. Como de costumbre, aún así pague a tiempo sus quincenas, los retrasos en la recolección dañan la imagen del destino y la salud de los vecinos y visitantes.
El aumento en la población del municipio, principalmente en la franja costera es directamente proporcional al incremento de la basura que hay en los puntos habituales en donde los camiones hacen sus rutas. Esta cualidad del turismo debería poner a trabajar a marchas forzadas a los Servicios Públicos, pero no es así y menos desde que la concesionaria GIRRSA es la encargada de tan importante tarea en la franja costera de Bahía de Banderas.
A este deficiente trabajo en la operación, la empresa ha sido constante en el incumplimiento de sus obligaciones como patrones y cada año nunca fallan al no pago de sus aguinaldos.
Trabajadores denuncian que no les ha sido cubierta esta prestación laboral con la que como toda familia buscan hacer frente a sus gastos de fin de año. De nueva cuenta la empresa de Juan Carlos Castro Almaguer les vuelve a quedar mal.
Un acuerdo político o tal vez el empresario es demasiado generoso con quien autoriza los pagos, pero no existe una razón lógica por la que la concesionaria GIRRSA aún le permitan seguir cobrando por un servicio que cobra doble.
En la franja costera varios de los prestadores de servicios han optado por hacer llegar sus residuos hacia el relleno sanitario esto debido a que la empresa cuando realzó a sus rutas va dejando olores fétidos a su paso esto debido a las fugas que ya presentan los camiones en sus cajas de lixiviados.
Como siempre la empresa hace saber que debido a la falta del pago del ayuntamiento es porque no cumple con sus obligaciones.

Compartir
Artículo anteriorSigue crisis en los SSN
Artículo siguienteSe hunde Alta Vela