* Legisladores les exigen que reduzcan sus gastos e incrementen la recaudación local

Por Jesusa Cervantes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara de Diputados se convirtió hoy en una romería donde gobernadores y presidentes municipales acudieron en demanda de recursos para sus entidades.
El presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuéllar dijo que se ha desatado “una especie de rebelión” y dijo en tono de sorna: “antes todos éramos 132, ahora son Ramo 23”.
Desde muy temprano los gobernadores de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís; Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna y Quintana Roo, Carlos Joaquín González, llegaron a San Lázaro para presentar sus proyectos de inversión. Por ejemplo, Coahuila pidió 20 mil millones de pesos más.
Al término del encuentro con los gobernadores empezaron a llegar decenas de presidentes municipales quienes empezaron a hacer fila a las afueras de las oficinas de la Comisión de Presupuesto para entregar sus proyectos.
Al respecto, Ramírez Cuéllar dijo que “el Ramo 23 se ha convertido en estos momentos en la cara del federalismo y eso no debe ser así”.
Luego cuestionó “en la disputa por la nación el Ramo 23 se ha convertido en la bandera”.
Ramírez Cuéllar dijo que se van a cambiar las reglas de operación de dicho ramo para que deje de funcionar como un “instrumento de clientelismo y operación política”. Adelantó que se hará una cirugía mayor al citado ramo para establecer reglas de operación y etiquetar cada peso que se autorice.
El Ramo 23 ha sido el instrumento la que diputados en diversas legislaturas han recurrido para establecer los catalogados como “moches”. Su operación era de la siguiente manera: cuando un presidente municipal demandaba recursos para obras como pavimentación de calles o reparación de escuelas, los diputados y su partido realizaban la gestión a cambio de que un recurso se fuera para el legislador.
Actualmente el PAN cuentan con 12 gubernaturas y el PRI con otras 12; durante su encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional y, durante la toma de éste en San Lázaro el pasado 1 de diciembre, los diputados del PRI y el PAN cuestionaron el rompimiento del federalismo.
Ramírez Cuéllar dijo que en la disputa por la nación no puede convertirse el Ramo 23 en su fuerza y aclaró que gobernadores y presidentes municipales deben de entender que la austeridad va a ser una política de estado.
La semana pasada los gobernadores de San Luis Potosí y Michoacán se reunieron con Ramírez Cuéllar para entregar sus proyectos. A todos, afirmó el morenista, se les dijo que tienen que ajustarse a una reducción en sus gastos y se les pidió que incrementen su recaudación local.
A partir de hoy y hasta la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación, la Cámara de Diputados se convertirá en una arena de disputa por los recursos federales, sin embargo, ya se adelantó que el Presupuesto que llegará el 15 de diciembre a San Lázaro será similar al de este año.