* En Tepic y Bahía de Banderas utiliza antimotines para disuadir a inconformes.

Por Homobono Pérez Pereyda

Bahía de Banderas, Nayarit; Viernes 23 de Febrero de 2018.- Acostumbrados al bloqueo de carreteras, calles y toma de edificios públicos en diversas ciudades del país, a los integrantes del movimiento Antorcha Campesina que bloquearon ayer el bulevar Tepic-Xalisco no les quedó otra más que replegarse, ante la posibilidad de un desalojo violento por parte elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno de Nayarit.
Bastó un posteo del secretario general de gobierno, Jorge Aníbal Montenegro Ibarra, en su página persona de Facebook para que se encendieran las señales de alerta en un claro mensaje para quienes, con demandas justas o no, se atrevan a manifestarse como los antorchistas.
“A pesar de la atención, el diálogo y las soluciones positivas ofrecidas por SEDERMA a sus demandas, unos 60 integrantes de la organización Antorcha Campesina mantienen asfixiada una importante arteria vial de la capital. Tendremos que hacer uso de los instrumentos de ley para devolverle a los ciudadanos esa vialidad”, escribió Montenegro Ibarra.
La publicación fue acompañada de un fotografía aérea, tomada desde el helicóptero Bell 407 que el Gobierno de Nayarit renta al Grupo Lomex para apoyar las labores de la Secretaría de Seguridad Publica del estado y que ya para ese entonces tenían varios minutos sobrevolando el punto de conflicto: el bulevar Tepic-Xalisco en la intersección con el libramiento carretero.
Para ese entonces, además del helicóptero, decenas de elementos de la SSPEN, estrenando equipo anti motín que fue adquirido durante la era de Edgar Veytia como Fiscal General del Estado, ya habían tomado posiciones para actuar en caso de que los antorchistas opusieran resistencia al desalojo.
Sin embargo, la prudencia de quienes encabezaban la manifestación evitó una confrontación: “Vamos compañeros hacia SEDERMA para que nadie tenga un incidente”, dijo una de las representantes de los manifestantes, en su mayoría mujeres, ancianos y algunos niños.
El retiro de los manifestantes, que no rebasaban la centena, fue aplaudido por decenas de conductores de automóviles particulares y camiones de carga y pasaje que ya tenían mas de dos horas varados en esa intersección.
Las demandas de los antorchistas eran concretas: la inclusión de tres mil campesinos de diversos municipios del estado en el programa concurrencia por parte de la Secretaría de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, cuya ventanilla para registrarse se cerró precisamente este mismo viernes.
Luego de levantar el bloqueo, los manifestantes se plantaron frente a las oficinas de la SEDERMA, ubicadas por el mismo bulevar Tepic-Xalisco.
“Se nos dijo que este día era el ultimo día para meter nuestra documentación y contrario a la solución que nos habían planteado de recibir nuestra documentación no nos atienden y nos mandan todavía a la fuerza del gobierno a intimidarnos”, dijo Martin González Guzmán, uno de los cabecillas del movimiento.
Allí se celebró una reunión en la que participaron representantes de los antorchistas, encabezados por su dirigente en Nayarit, Héctor Hugo Villegas Ventura, el subsecretario de derechos humanos del gobierno del estado, Luis Zamora Romero, y el titular de la SEDERMA Marco Antonio Cambero Gómez.
“El conflicto era de que pedían más tiempo pero al darles mas tiempo tendremos que atender a todos y lo único que llegamos a es un acuerdo con los subsecretarios de derechos humanos, de atención ciudadana, a buscar la coyuntura de que recibamos hoy una parte del paquete y el resto sería a mas tardar el lunes”, indicó Cambero Gómez.
Advirtió que va a ser muy difícil que se pueda apoyar a los tres mil campesinos que Antorcha Campesina dice representar con los paquetes tecnológicos del programa concurrencia, que es vienen normados desde la Ciudad de México por la SAGARPA.
Los famosos paquetes tecnológicos que demandan los campesinos antorchistas constan de fertilizantes e insecticidas, con un costo de hasta mil 500 pesos.
Y por si la demostración de mano dura fuera poco, otro equipo anti motín de la Secretaría de Seguridad Pública de Nayarit fue desplegado la tarde noche de ayer al kilometro 88 de la carretera Tepic-Puerto Vallarta, donde ejidatarios de El Capomo- Anexos- Lima de Abajo, municipio de Bahía de Banderas, mantenían un bloqueo inconformes con el proyecto Costa Canuva.
Los ejidatarios, encabezados por su dirigente, Víctor Ramos García, exigen a los empresarios desarrolladores de este proyecto, impulsado por la pasada administración gubernamental, el cumplimiento de compromisos, entre ellas dejar 234 hectáreas para uso común, y apoyarlos con la introducción de servicios públicos como agua y drenaje, así como la construcción de banquetas.
Al cierre de la edición la tensión en la zona bloqueada por los ejidatarios crecía ante la amenaza de ser desalojados por la fuerza por los granaderos de la SSPEN.