Por: Wilfrido Elenes Luna

RECLAMAN EL CADÁVER DEL EJECUTADOEN LA COL LUIS ECHEVERRÍA.Lo identifican como Elías Rendón García.
Tepic, Nayarit.- Lunes 30 de abril del 2018. – A unas horas de haber ingresado en calidad de desconocido el cadáver de la persona ejecutada a tiros en la calle Prolongación Sabino de la colonia Moctezuma, fue reclamada por sus familiares para darle cristina sepultura.
De los asesinos nada se sabe, y se sospecha que estaban festejando su fechoría en cualquier prostíbulo de esta capital nayarita. Su tarea se había realizado y no había consecuencias qué temer.
Como informó oportunamente Realidades, Elías Rendon García, quien tenía una fea cicatriz en una de sus mejillas y ostentaba dos dientes de plata, había sido localizado por los sicarios en el cruce de la calle Sabino a la altura del Cerro del Vigía y Cerro Blanco.
Sin más lo abatieron a balazos hasta asegurarse que había sido ejecutado.
Al morir no portaba ninguna identificación, sólo circularon sus características, un metro y 55 ms. de altura, vestíapantalón azul marino, camisa roja y calzaba botas.
A decir de sus familiares que reclamaron en el Servicio Médico Forense de la Fiscalía su cuerpo, era originario del Estado de Morelia y radicaba en el poblado de La Labor, a qué se dedicaba lo dejaron en suspenso.
Como en los cientos de asesinatos anteriores, se dijo que se estáinvestigando, y como no tienen un tiempo límite, el caso se terminará perdiendo en las veredas del olvido.
IDENTIFICAN A LA MUJER ASESINADA EL SÁBADO EN LA COLONIA LLANITOS.
Su cuerpo fue ubicado sobre un montón de arena de construcción con una bala en la cabeza al estilo tiro de gracia, y otra en el brazo.
El cadáver de la mujer, asesinada por un grupo de sicarios en la calle Adolfo López Mateos, entre las calles Ferrocarril y Ave. Insurgentes, ya fue entregado a sus familiares.
Fue identificada como Selena Rentería Valdez, y sus generales fueron ocultados como medida para que no se documente la ola interminable de crímenes que se padece en Nayarit.
En el lugar se encontraron tres casquillos percutidos, pero solo uno entró en el brazo y el segundo fue disparado a corta distancia en el cráneo de la víctima.
Los familiares no aportaron ninguna idea de las causas que privaron de la vida a la joven mujer.