* Informó que se han despedido a 13 “aviadores”

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Miércoles 30 de mayo del 2018.- En un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas, el rector de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Ignacio Peña González presentó el Segundo Informe del Estado General, Presupuestal y Financiero 2017-2018, ante Sesión Especial Extraordinaria del Consejo General Universitario.
El documento en donde se destaca que las cuentas del Alma Máter desde la llegada del rector son auditadas “hasta los huesos” por cinco entes, y se han despedido a 13 “aviadores”, así como el cuantioso descuento al personal faltista por un monto de casi un millón de pesos, fue puesto a disposición de toda la comunidad universitaria para su análisis.
Peña González recalcó que desde hace cuatro años, la Universidad sigue en crisis financiera provocada por la contratación de personal sin sustento presupuestario, la quiebra del fondo de pensiones, el no reconocimiento de 30 mil horas por parte de la autoridad federal competente, el bajo subsidio estatal y excesos por parte de la administración central.
Ante este marco, detalló, que con la información solicitada y presentada el diagnóstico que emitió la SEP es que las tres principales causas del déficit son: 1) contratación de personal docente y administrativo sin soporte presupuestario con un 64.9 por ciento; 2) prestaciones no reconocidas con 21.2 por ciento y 3) pensiones y jubilaciones con 8.8 por ciento. “A esta fecha la SEP reconoce un déficit de nómina por el orden de 265.5 millones de pesos y nos solicita la presentación de un plan de acción integral a varios años que contenga las reformas que permitan resolver el déficit financiero que aqueja a nuestra institución”, enfatizó.
Insistió, que para resolver la crisis financiera se requiere de un pacto entre todos los universitarios que garantice la eliminación de todos los excesos pero también, que se revise la estructura del sistema de financiamiento principalmente en el rubro de egresos
“Los convoco para que en el próximo mes de julio hagamos un alto en nuestras actividades y nos sentemos a dialogar, analizar y determinar cuáles compromisos podemos asumir para nunca más tener fines de años negros”.
Sobre el reclamo del pueblo para que el dinero de la UAN sea bien aplicado y se le cubra el salario y prestaciones a quien realmente lo desquita, Peña González comunicó, que hasta el momento se han revisado 13 espacios académicos y administrativos.
En esta revisión a 509 trabajadores y docentes se detectó que el 8.8 por ciento del personal universitario estaba ausente, es decir, 45 y al tener elementos legales, se abrieron 11 procesos de investigación administrativa para rescindir la relación laboral. Otros 12 están en estudio jurídico y 13 han sido dados de baja. Además, se han realizado descuentos por no presentarse a trabajar por el orden de los 993 mil 540 pesos.
Ante las voces que afirman que la UAN ha perdido credibilidad, respondió que en esta administración se han firmado 124 convenios con entidades de gobierno, empresas, asociaciones civiles y universidades.
“Cinco ayuntamientos nos solicitaron coordinar la elaboración de su Plan de Desarrollo Municipal, cuando el Gobierno Estatal nos solicitó realizar el concurso de oposición de varios puestos públicos al igual que el Ayuntamiento de Jala, además aumentó el número de solicitudes para ingresar al nivel superior; sin duda tenemos credibilidad, porque la sociedad confía en nosotros, de tal manera que 23 mil 760 personas fueron atendidas por universitarios en los distintos programas de atención a la salud con los que cuenta la UAN”.
Por otra parte, el Rector puntualizó, que el crecimiento académico es contundente ya que actualmente se cuenta con 10 programas de posgrado en el PNPC, 40 cuerpos académicos son de calidad y hoy en día 106 docentes son miembros del Sistema Nacional de Investigadores, además en 2019 se contará con un nuevo plan de estudios en el nivel medio superior, requisito básico para poder ingresar al padrón de calidad del sistema nacional de educación media superior.
Entrando en el tema de las auditorías especificó, que en 2017 revisaron las cuentas de distintos años cinco entes auditores.
“Estamos auditados hasta los huesos, en la administración universitaria actual se trabaja arduamente en el nuevo sistema Administrativo y Financiero que devolverá a la institución al esquema de orden y eficiencia en sus finanzas y funciones adjetivas, condición primordial para seguir sosteniendo el crecimiento académico logrado en los últimos años”.
A nombre de la comunidad universitaria, Jorge Ignacio Peña reiteró la disposición y el deseo permanente de estrechar lazos de trabajo con el Ejecutivo del estado y el Congreso del estado, buscando nuevas formas de vinculación y estrategias para generar los programas y proyectos que necesita Nayarit.
Resaltó, que la crisis y escándalos financieros no han afectado en lo académico, pero que se necesita recuperar el espíritu universal como ideal regenerador de una ética que recomponga el tejido universitario; acentuó, que esto solo se puede lograr generando una nueva cultura, basada en elementos muy claros: orden administrativo, representación efectiva, nuevos esquemas de trabajo académi co, identidad y rendición de cuentas.
“Hoy el reto al interior de la UAN es contar con un sistema de gobierno democrático, plural, incluyente y representativo. Hoy el reto de los universitarios es encauzar nuestro potencial cognoscitivo hacia la construcción de factores de cambio social. Hoy el reto de la Universidad es reconstruir nuestro modelo educativo mediante planes de estudio innovadores, que contemplen la formación de estudiantes a partir de trayectorias académicas con enfoques multi y transdisciplinares que promuevan una organización curricular flexible”, concluyó.