POR DIEGO CALMARD
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El atentado ocurrido en el Puente de Londres y el mercado Borough, que cobró la vida de al menos siete personas este domingo, recuerda los persistentes atentados perpetuados en el viejo continente en los últimos seis meses.
Berlín (Alemania), 19 de diciembre de 2016: 12 muertos y más de 50 heridos
Cerca de la Iglesia del Recuerdo, un templo evangélico luterana, un camión de una empresa de reparto polaca circuló unos 80 metros por un mercado navideño atropellando a decenas de personas y matando a 11 ciudadanos europeos. En el asiento del copiloto se encontró al piloto original, que había sido ejecutado por el terrorista. Unos días después de la matanza, Anis Amri, tunecino de 24 años y principal sospechoso, fue abatido en Milán en un tiroteo con la policía italiana. Pocas horas después, el Estado Islámico (EI) en Irak y el Levante se autoproclamó responsable del ataque.
Londres (Reino Unido), 22 de marzo de 2017: cinco muertos y más de 40 heridos
A bordo de un Hyundai deportivo gris, Khalid Masood, de 52 años y relacionado con el fundamentalismo islámico, atropelló a varias personas. Primero atravesó el puente de Westminster, en el centro de la capital británica, matando a una turista rumana, un estadunidense y dos británicos. Luego, estrelló su vehículo contra las vallas norte del Palacio de Westminster, el Parlamento británico. Armado con un cuchillo, salió de su vehículo, mató a un policía y fue abatido por colegas de su última víctima.
Estocolmo (Suecia), 7 de abril de 2017: cuatro muertos y 14 heridos
Después de Niza en junio y Berlín en diciembre del año pasado, así como Londres en marzo, de nuevo se utilizó un vehículo como arma terrorista. En la capital sueca, una camioneta de una cervecera robada embistió a peatones dejando cuatro muertos (dos suecos, un belga y un británico) y una quincena de heridos. Según la policía sueca, el atacante era un uzbeco de 39 años no religioso aunque simpatizante del EI.
París (Francia), 20 de abril de 2017: un muerto y tres heridos
Un hombre a bordo de un coche se detuvo en los Campos Elíseos, en la capital francesa, frente a una furgoneta de policía. El atacante, luego identificado como Karim Cheurfi, disparó con una AK-47 contra uno de los policías matándolo e hiriendo a otros dos agentes y un ciudadano. La policía encontró una nota alabando al Estado Islámico en el cuerpo de Cheurfi, después de que fuera neutralizado a muerte por otros policías.
Manchester (Reino Unido), 23 de mayo de 2017. 21 muertos y más de 60 heridos
Al final de un concierto de la cantante estadunidense Ariana Grande, en el vestíbulo de entrada del Manchester Arena, un atentado suicida cobró la vida de 21 fans de la cantante estadunidense e hirió a más de 60 de ellos. El concierto había atraído a uno 18 mil seguidores de Grande, entre ellos muchos niños y jóvenes. El autor del atentado suicida fue identificado como Salman Abedi, de 22 años. El Estado Islámico reivindicó el atentado, el más mortífero en el país desde los de Londres en 2005.

DEJA UNA RESPUESTA