Jennifer Gobrecht recibió un trasplante de útero como parte de un ensayo de Penn Medicine que tiene como objetivo hacer que el embarazo tenga una posibilidad más amplia para más mujeres con problemas de fertilidad.

Jennifer pensó que nunca podría tener a su propio hijo. La mujer de Filadelfia nació sin útero, pero en noviembre del 2019, ella y su esposo le dieron la bienvenida al mundo a su bebe Benjamín.

Drew and Jennifer Gobrecht with their son Benjamin Thomas Gobrecht, the second baby in the United States to be born from a transplanted uterus from a deceased donor.

Benjamín es el segundo bebe en estados unidos nacido de un útero trasplantado de una donante muerta.

Jennifer recibió un trasplante de útero como parte de un ensayo realizado en Penn Medicine. El del Penn es uno de los únicos programas que aceptan donaciones de donantes vivas y muertas.

Después del trasplante los médicos transfirieron uno de los embriones de Jennifer a su nuevo útero.

El éxito de Jennifer es un paso significativo para las mujeres con problemas de fertilidad que desean quedar embrazadas.

“Benjamín significa mucho, no solo para Drew y para mi, sino para muchos otros, y ojala pueda inspirar a otras parejas a internarlo porque nos funciono y el esta aquí”