• La cotización para el dólar salta desde los 45,20 pesos hasta un promedio de 59 —57 para la compra y 61 para la venta después del triunfo del Alberto Fernandez como nuevo presidente de Argentina

Argentina; Lunes 12 de Agosto del 2019/agencias.- Luego de darse a conocer el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo, este lunes los mercados reaccionan de forma negativa: la cotización del dólar salta desde los 45,20 pesos hasta un promedio de 59 —57 para la compra y 61 para la venta, según la pizarra del Banco Nación—, mientras las acciones de empresas argentinas en Wall Street caen un 25% y el valor de los bonos se reduce 14%.
Al mismo tiempo, en algunas entidades privadas el valor de la divisa estadounidense ronda los 61 pesos. Así, se produce una depreciación histórica de la moneda nacional, que puede crecer con el correr de los minutos. En este país latinoamericano, cuando se eleva la cotización del dólar suelen aumentar los precios de consumo, situación que se traduce en inflación.
Mientras transcurre esta jornada adversa para Buenos Aires, el sitio del Banco Nación se encuentra saturado y el Banco Central no difunde datos sobre la cotización del dólar. Por su parte, el director de la casa madre del sistema bancario local, Guido Sandleris, se reunió con el presidente, Mauricio Macri, pero no realizó declaraciones públicas.
Con la intención de evitar que los bancos locales se inclinen a comprar dólares por su buena cotización, la casa madre del sistema bancario argentino aumentó un 10% la tasa de interés para llegar al 74% anual, alcanzando la cifra de la crisis del 2002.
En otras palabras, el objetivo es que los bonos, llamados Leliq, también sean apetecibles, para poder disminuir la demanda de la divisa estadounidense e intentar evitar otra escalada abrupta en su valor.
Con este panorama económico, Fernández sostuvo en una entrevista con Radio 10 que “los mercados reaccionan mal cuando se dan cuenta de que han sido estafados”. En esa línea, añadió: “En verdad, el Gobierno los condujo a este estado de cosas con el festival de bonos que ha emitido, la crisis de la deuda”.