.A fuerzas, tendrá que rendir cuentas de los 950 millones para que no los vaya a desviar a sus empresas del grupo Álica

Por: Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit.- Martes 09 de octubre del 2018.- El Gobernador, Antonio Echevarría García, tendrá que rendir cuentas ante la Secretaría de Hacienda (SHCP) y ante la Comisión de Hacienda del Senado de la República, sobre el millonario endeudamiento de 950 millones de pesos, que sin “EXPLICACIÓN ALGUNA” le autorizaron los diputados locales con cargo al pueblo de Nayarit.
El hecho fue tan sospechoso, que el Pleno del Senado de la República, tuvo que aprobar un PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE RESOLUCIÓN, presentado por la Senadora nayarita del Partido del Trabajo (PT), Cora Cecilia Pinedo Alonso, exhortando a la Secretaría de Hacienda Federal (SHCP) y a la Comisión de Hacienda del Senado, realizar una investigación técnica-financiera contra el Gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García.
Quien, de esta manera, tendrá que rendir cuentas por mandato del Senado ante estas instituciones fiscalizadoras sobre el refinanciamiento de la deuda del estado y del endeudamiento por 950 millones de pesos.

El punto de acuerdo, que fue presentado por la Senadora nayarita del PT, Cora Cecilia Pinedo Alonso y que fue aprobado por los Senadores el pasado fin de semana, obliga al Gobernador del Estado, Antonio Echevarría García, a rendir un informe puntual sobre los proyectos a los que se destinarán los 950 millones de pesos, producto del endeudamiento público.
Ya que hay que recordar, que Echevarría García, como todo buen “junior”, solamente mandó la iniciativa al Congreso del Estado para que los diputados le aprobaran la adquisición del millonario financiamiento, sin justificar en qué iba a utilizar todo éste dinero.
Sin embargo, ahora el mandatario estatal, quiera o no quiera tendrá que justificar ante los Senadores y ante la Secretaría de Hacienda, el uso y destino de estos 950 millones de pesos.
Porque de lo contrario, si llega a desviar todo éste dinero para fines distintos a los del interés público del estado, en ese momento será llevado a “Juicio Político” y “destitución” automática del cargo.
Como se podrá observar, Toño Echevarría García, cometió la estupidez de ponerse él mismo la soga al cuello, ya que todo mundo sabe que éste dinero no es precisamente para darle de comer a los pobres, sino para “tapar” hoyos financieros y cubrir los gastos del viaje que hizo Toño junto con todos los charros del Rancho “El Quevedeño” para participar en una charreada en los Estados Unidos, y la millonaria compra de 50 vehículos a sus propias empresas, con un gasto de 60 millones de pesos, igualmente la millonaria compra que está realizando mensualmente de despensas, en las que está gastando otros 60 millones de pesos a través de empresas creadas por él mismo con ayuda de prestanombres como la denominada COMPRO.
Igualmente, para financiar las obras públicas que están realizando empresas de Jalisco y Sinaloa, así mismo, empresas creadas en las que están al frente amigos y presta nombres del Gobernador, así como seguir comprando al grupo Álica de su propiedad, agua Ciel y refrescos de la Coca-Cola.