Trinchera Universitaria

Roberto González Bernal

Va mi felicitación pública al gobernador del estado y al fiscal general del estado, Antonio Echevarría García y Petronilo Díaz Ponce Medrano respectivamente, por dar muestras concretas de combate a la corrupción universitaria. Ya es público que la fiscalía aseguró algunas propiedades del ex rector Juan López Salazar que hacen evidente el alto grado de putrefacción en que el ex rector hundió a la Universidad.
Es la punta del iceberg. Seguramente que saldrá más lodo del que imaginamos pues los millones y millones de pesos que no se saben dónde andan serán motivo de investigación de parte de la fiscalía y, seguro estoy, darán los resultados concretos que les hemos estado exigiendo. Bien por el gobernador y el fiscal.
Con el aseguramiento de los bienes Juan López está en la lona. Pero ¿qué pasará con el rector Nacho Peña? Todos sabemos que Nacho Peña fue impuesto en la rectoría de la UAN con la complacencia del anterior gobernador y con el manto sagrado del ahora ex rector casi preso Juan López Salazar, quienes tenían un amasiato político para hacer sus corruptelas con el erario público destinado a la educación de los jóvenes universitarios de la UAN. Entre ellos dos, usando a los jóvenes de la FEUAN dirigidos por un muchacho de apellido Aldrete, impusieron a Nacho Peña por sobre la exigencia de la comunidad universitaria de democracia para decidir al futuro rector. Les importó un soberano cacahuate la comunidad universitaria con su democracia y, con la promesa de cincuenta plazas de docentes para los FEUANOS a cambio de su voto, impusieron a Nacho Peña. Éste ya les pagó la factura pues los incorporó a la nómina universitaria sin evaluación académica ni respetando las leyes. Y luego, cínicamente, se preguntan que por qué está en crisis la UAN o de plano le echan la culpa al gobierno federal.
A Juan López falta que lo sentencien y que lo metan a la cárcel y le decomisen todos los bienes y dinero en cuentas bancarias o fondos de inversión. Hasta allá tienen que llegar la investigación y la impartición de justicia. En ese tenor, Nacho Peña debe poner sus barbas a remojar pues al no haber realizado ninguna denuncia sobre Juan López Salazar se convierte en cómplice por omisión. Y esto debe quedarles bien claro a mis escasos lectores en número de cuatro porque se supone que Nacho Peña, una vez que fue electo y habiendo tomado protesta al cargo, se dio un proceso de entrega recepción del que debieron salir las denuncias correspondientes si había irregularidades que observar. Nacho Peña no hizo ninguna observación ni mucho menos interpuso denuncias sobre la grave situación que le entregaban, razón por la cual se convierte en cómplice por omisión del ex rector Juan López Salazar quien a la vista de todos es un consumado ratero del dinero público destinado a la universidad.
El rector Nacho Peña se ha quedado sin protección política, tal como se la venia dando el ex gobernador Sandoval pues, como se sabe, lo impusieron para que les tapara las corruptelas. De hecho, se escucha el rumor de que el rector Nacho, al saber de todo el bulto que tenía enfrente, no quería entrar a la rectoría, pero dicen que fue obligado por el ex fiscal Veytia a fin de que continuara con el tren de corrupción existente y que tapara toda la pus que le iba a entregar Juan López Salazar. Pues ese rumor seguramente saldrá a flote una vez que Juan López Salazar sea capturado y comience a vomitar acerca de los millones y millones de pesos que se robó él y sus cómplices, entre ellos, por supuesto el anciano dirigente del SETUAN.
Entonces pues, no solamente Nacho Peña tiene que poner sus barbas a remojar, también las tiene que poner el anciano y corrupto dirigente del SETUAN, Luis Manuel Hernández Escobedo, quien fue socio de Juan López en todo el saqueo de las arcas universitarias y, especialmente en lo que corresponde al fondo de pensiones. Todo mundo sabemos que hay mucho dinero que se esfumó del fondo de pensiones y que era dinero de la federación destinado a fortalecer dicho fondo. Hoy ese fondo ya no existe, se lo robaron precisamente porque se volvió inviable porque los pandilleros de la UAN, líderes sindicales y autoridades, usaron discrecionalmente dicho recurso y no fue exclusivamente destinado al pago de jubilaciones y pensiones. Y hay más elementos que se derivan de la caja de ahorro que en su momento saldrán a flote, pero eso lo dejamos pendiente, habrá resultados también ahí.
En fin, por lo pronto, quiero reconocer públicamente esa voluntad política que en los hechos está demostrando el gobernador Echevarría y su fiscal Petronilo Días Ponce en el combate a la corrupción universitaria que tanto le hace falta a nuestra institución tan saqueada por tantos años. Espero y sigan adelante con ese tipo de posturas y acciones que los Nayaritas les aplaudimos. Sólo exigimos que no sean llamaradas de petate para que luego no resulte nada. Bien por Toño y Petronilo.
PD. Se dice que el presidente Peña Nieto vendrá a Nayarit. Seguramente que habrá muchas acciones con su presencia, unas a su favor otras en contra. Nosotros los del STUAN, estaremos presentes para hacerle llegar las denuncias que hemos interpuesto contra Juan López Salazar y contra Nacho Peña.