El debate y la votación del organismo de las Naciones Unidas destacaron por segunda vez en una semana el aislamiento internacional de los Estados Unidos sobre el problema de Jerusalén

La asamblea general de las Naciones Unidas ha lanzado un duro reproche a Donald Trump, votando por una gran mayoría para rechazar su reconocimiento unilateral de Jerusalén como la capital de Israel .

La votación se produjo después de que se redoblaran las amenazas de Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, quien dijo que Washington recordaría qué países “faltaron el respeto” a Estados Unidos votando en contra.

A pesar de la advertencia, 128 miembros votaron el jueves a favor de la resolución que respalda el consenso internacional de larga data de que el estatus de Jerusalén, que tanto Israel como los palestinos reclaman como capital , solo puede resolverse como una cuestión final acordada en una paz. acuerdo. Los países que votaron a favor de la resolución incluyeron a los principales receptores de ayuda estadounidense, como Egipto, Afganistán e Iraq.

Aunque en gran parte simbólica, el voto en la sesión de emergencia del organismo mundial ha sido el foco de días de furiosa diplomacia tanto por la administración Trump como por Israel, incluida la amenaza de Trump de recortar los fondos estadounidenses a países que no respaldaron el reconocimiento estadounidense .

Pero solo nueve estados, incluidos Estados Unidos e Israel, votaron en contra de la resolución. Los otros países que apoyaron a Washington fueron Togo, Micronesia, Nauru, Palau, Islas Marshall, Guatemala y Honduras.
Veintidós de los 28 países de la UE votaron a favor de la resolución, incluidos el Reino Unido y Francia. Alemania, que en el pasado se abstuvo de las medidas relacionadas con Israel, también votó a favor.

Treinta y cinco países se abstuvieron, incluidos cinco estados de la UE, y otros aliados de los Estados Unidos, incluidos Australia, Canadá, Colombia y México. Embajadores de varios países que se abstuvieron, incluido México, utilizaron su tiempo en el podio para criticar el movimiento unilateral de Trump.

Otras 21 delegaciones estuvieron ausentes de la votación, sugiriendo que la advertencia de Trump sobre los recortes de fondos y el cabildeo de Israel podrían haber tenido algún efecto.

Si bien el apoyo a la resolución fue algo menor de lo que esperaban los funcionarios palestinos, el escaso recuento de tan solo nueve votos en apoyo de la posición de Estados Unidos e Israel fue un serio golpe diplomático para Trump.

Inmediatamente después de la votación, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, describió el resultado como una “victoria para Palestina”. El enviado de los palestinos en la ONU, Riyad Mansour, describió el resultado como un “revés masivo” para Estados Unidos.

“Lo lograron”, dijo Mansour a la AFP. “No lograron llegar a Jerusalén, así que cuando uno habla de ellos y solo puede obtener nueve votos para decir ‘no’, creo que fue un completo fracaso para su campaña”.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, rechazó la votación de la ONU sin más.

“Israel agradece al presidente Trump por su posición inequívoca a favor de Jerusalén y agradece a los países que votaron junto con Israel, junto con la verdad”, dijo una declaración de la oficina de Netanyahu.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here