* Con México para revisar prototipos de muro

POR LA REDACCIÓN

CIUDAD DE MEXICO (apro).- La Casa Blanca confirmó este viernes que el presidente estadunidense Donald Trump acudirá la semana próxima a la frontera con México para revisar los ochos prototipos de muro que fueron construidos cerca de San Diego, California.
“Esperamos que sea un viaje increíblemente positivo, el mandatario va a ir a ver los prototipos cerca de la frontera y también se reunirá con miembros de las Fuerzas Armadas”, explicó en rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.
ún se desconoce el día en el que el magnate efectuará su visita, aunque la filial en San Diego de la cadena Fox aseguró que la visita se producirá el próximo martes 13.
Este será el primer viaje del mandatario a la frontera desde que llegó al poder hace más de un año.
Trump adelantó en septiembre, durante un acto en Alabama, que planeaba evaluar personalmente los prototipos del muro y elegir a la empresa que se encargue de su construcción.
Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), el muro con México será el resultado de la unión de una serie de características de los prototipos, de forma que, por ejemplo, las autoridades juntarán la altura de un modelo con los mecanismos antiescalada de otro y, como resultado, designarán la nueva muralla.
Trump consiguió que el Congreso asignara 20 millones de dólares para la construcción de esos prototipos, pero por el momento no ha logrado que los legisladores le otorguen algún fondo adicional para construir el muro.
El republicano pidió que el Congreso le conceda 18 mil millones de dólares a lo largo de la próxima década para erigir la valla, y vinculó la autorización de esos fondos a cualquier ley que permita solucionar la situación migratoria de 690 mil jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers”.
Además, la vocera gubernamental dijo que el presidente no se reunirá con el líder norcoreano, Kim Jong-un, a menos que vea algún tipo de acción concreta de Pyongyang.
“El presidente no tendrá la reunión si no ve pasos y acciones concretas por parte de Corea del Norte por los que el presidente realmente obtendrá algo”, acotó Sanders.