Por Martín Elías Robles

De elecciones, falta de empleo, y arbolitos tepicenses

Qué tal, amigo lector; hoy es sábado 9 de junio. Día de San Feliciano. En nuestra tierra Cora como en todo el país seguimos con la contienda electoral 2018; aunque aquí, como usted sabe, sólo habrá votaciones para candidatos a Presidente de la República, diputados federales y senadores, a diferencia de otros estados donde tendrán elecciones para gobernador, alcaldes, y diputados locales. Oiga, tal vez por ello es que los candidatos que tenemos en la entidad no han logrado acaparar la atención de la ciudadanía nayarita, que a muy pocos días de la elección del 1 de julio francamente desconoce a quienes están buscando una curul en el Congreso de la Unión. En la calle, si usted le pregunta a alguien quién es su gallo a la senaduría, seguramente le contestará que no sabe ni de qué le habla. Ciertamente, el desinterés ciudadano también puede venir de la desilusión y el hartazgo que la gente tiene con los políticos mañosos, mentirosos y corruptos que hemos tenido; y como en Nayarit hemos padecido muy seguido de estos sinvergüenzas, pues ya nadie le hace caso a los partidos y sus candidatos chapulines, válgame la expresión. En lo que sí parece estar más interesada la ciudadanía es en lo referente a los candidatos a la Presidencia de la República, donde don Andrés Manuel López Obrador lidera las preferencias electorales; a tres semanas de la elección, la muestra de casi toda las encuestas apunta a que el tabasqueño va que vuela para Presidente de México. Sólo falta saber si el último debate que protagonizarán los presidenciables, por cierto, el próximo martes, de algún modo influirá para cambiar la intención del voto que favorece con mucho a López Obrador hasta el día de hoy… QUÉ LE DAMOS MARCHANTA. ¡A qué las hilachas! Por más que las autoridades gubernamentales mencionan crecimiento económico en el país, lo que se palpa todos los días es que la mayoría de la gente está bien jodida, no hay empleos suficientes, y los trabajos que existen son muy mal pagados. Las estadísticas oficiales sobre el mejoramiento en el mercado laboral y creación de industrias son una falacia con la que se trata de ocultar la realidad. Mire usted, amigo lector; por ejemplo aquí en Nayarit, y más propiamente en Tepic, muchas personas no encuentran donde trabajar, pues lo que les ofrecen son empleos matados donde les pagan una miseria y los exprimen a más no poder. Por eso mucha gente ha decidido poner sus propios negocios, abrir sus changarritos, sus tiendas de abarrote, aún con lo que significa la impactante aplanadora comercial de tiendas como el oxxo que todo lo tiene. La gente necesita de ganar dinero, y a veces hasta el comercio informal es una manera de obtenerlo. Todo mundo está convencido de que las promesas de los políticos, son eso y nada más. Mentira que al llegar al puesto se preocupen de mejorar las condiciones de vida de las personas; ni atienden la asistencia social, ni se preocupan por dar empleo, ni traen industrias y mucho menos llegan con el sentido humanitario. No hace falta buscarle mucho, basta con checar los diarios locales de los últimos días, y la información en redes sociales, para darnos cuenta que por ejemplo, en el gobierno estatal llegaron al poder con la espada desenvainada, haciendo corredero de gente en muchas áreas gubernamentales; razones pueden ser las que quieran, el caso es que la nueva administración no se ha tentado el corazón para dejar a familias enteras sin comer. Pero, volviendo al asunto de la magra economía, como le digo, cientos de personas han iniciado con algún changarrito en la esperanza de hacerlo grande y sacarle las suficientes ganancias para poder subsistir; difícil situación cuando por otro lado hay una Secretaría de Hacienda tratando de cobrar los impuestos, y una tesorería municipal cobrando por la licencia de funcionamiento y cuanta cosa se les ocurre, así como en la Ley de Herodes, ni más ni menos. Préstele usted amigo lector un poco de atención a la zona donde vive, y se percatará de lo que le digo, en las colonias aumentaron los puestos de taquitos, las tienditas de abarrote, los tostilocos, los negocios de ropa usada, las dulcerías, las torterías y las mesitas de jugo en la calle. Imagino que ha de ser por puro gusto, porque según las autoridades gubernamentales en este país nos va de maravilla con el tema de la creciente economía… UNA DE ARENA POR LAS QUE VAN DE CAL. Qué bueno que en el Ayuntamiento de Tepic se estén preocupando por la reforestación para la ciudad, que planten arbolitos por todos lados. Aunque dice doña Petra, mi vecina remilgosa, que mejor en el municipio deberían estar más preocupados por solucionar el gran problema de agua potable, pues a su hija que vive en no sé qué colonia el vital líquido sólo le llega cada 15 días. A grito abierto, de tal manera que la escuche toda la cuadra, asegura que en el SIAPA Tepic no dan una, y que, lo que es peor, ya ni caso le hacen a los usuarios. robleslaopinion@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorViene AMLO a Nayarit
Artículo siguienteSe calienta el estado