APOSTADOR DE CUACOS

Cuando un gobernante traiciona la confianza que la sociedad ha depositado en él, cometiendo excesos y robando las finanzas públicas para enriquecerse junto con sus amigos y parientes; entonces la sociedad reacciona tratando de desquitarse a como dé lugar, de aquel que traicionó su confianza. Pero esto no sólo afecta al desleal gobernante; los errores cometidos repercuten y alcanzan a toda su familia, porque son estigmatizados por la sociedad a la que traicionaron. Y es que, de una u otra forma, también ellos se beneficiaron de los excesos del mal gobernante. Eso pasó con las familias de varios gobernantes a nivel nacional; pero los casos más recientes son los de Javier Duarte de Ochoa en Veracruz; César Duarte Jacquez en Chihuahua y; Roberto Sandoval Castañeda aquí en Nayarit.
El enriquecimiento de estos malos gobernantes fue posible gracias al apoyo interesado y enfermizo de sus parejas y familiares, al grado de que Karime Macías Tubilla (esposa de Javier Duarte), para curarse en salud, escribía en su diario, repitiendo cientos de veces: “Si merezco abundancia”, “Si merezco abundancia” … Y el gusto de la pareja de César Duarte Jacquez (Bertha Olga Gómez Fong) de pasar a los Estados Unidos a gastar el dinero de los chihuahuenses y darle gusto a sus vanidades. Más discreta la pareja de Roberto Sandoval Castañeda (Ana Lilia López Torres); inclusive, no usaba su segundo apellido; se hacía llamar a la vieja usanza: Ana Lilia López de Sandoval; uno de los grandes cultos al macho, poseedor de hembras. No obstante, a su hija (Lidy Alejandra Sandoval López) no le importó conducirse con discreción; pues a sus veinte años, cuando su padre apenas iniciaba el trienio de alcalde de Tepic; se compró una casa en Zapopan, Jalisco que le costó dos millones 850 mil pesos. Pero a esa casa se sumaron otras que ya fueron incautadas por la Fiscalía General del Estado: dos en Lago David, allá para el Armadillo y; otra más en el coto Bonavida, cuyos costos suman más de 10 millones de pesos. No conforme con estas propiedades, se hizo socia de la “Fundación RIE”, con un costo aproximado de 100 millones de pesos. Una niña que trabajó desde que nació, por eso acumuló toda esta riqueza.
El Gobierno de Chihuahua, que encabeza Javier Corral Jurado ya incautó propiedades, ganado y ranchos al ex-gobernador César Duarte Jacquez. Ranchos con grandes extensiones al estilo de los terratenientes del Siglo XIX y XX. 40 mil hectáreas incautadas al César; ajustarían para hacer 10 ejidos en Nayarit. Pero aquí, en la entidad nayarita no han querido incautar el rancho de Aután “El Ensueño”, cuyo propietario es Roberto Sandoval Castañeda; que porque es propiedad ejidal. Pero si es así, los ejidatarios de Aután tienen todo el derecho de usufructuarlo. Usarlo para su beneficio y con el tiempo, hasta expropiarlo.
En todas estas parejas de gobernantes en descrédito trascendió la inmoralidad, la rapiña y la prepotencia. La acumulación de joyas, lujos y riqueza estuvo presente; dándole a sus hijos vida de príncipes y a sus familiares y amigos de bufones; porque con poca cosa se conforman, no obstante, son los primeros defensores de sus fechorías. Esos que respondieron antier a las bendiciones del Señor del Sombrero, de los Caballos y las Sillas Repujadas en Oro; de ese truhan que engaña a los creyentes diciendo que es ferviente adorador de la virgen y de las buenas costumbres. Esta piel de oveja le sirvió para explotar las buenas costumbres de los nayaritas e, involucrar a su familia y parentela en la explotación de los nayaritas. Ni siquiera su familia le importó; les inculcó lo peor de los antivalores. Hoy la zozobra en la que viven sus hijos y familiares es causada por su ambición y excesos de poder. Y porque la sociedad permitió su comportamiento.
Pero la sociedad nada podía hacer; su gemelo, Edgar Veytia Cambero lo defendía de cualquier peligro. Pero, además, de todo lo que robaba y de los despojos que hacía; la mitad era de él. Hoy sufre las consecuencias de sus actos junto con su familia, a la que protegió y enriqueció. Bienvenido karma en esta voltereta de la vida. Nadie hubiera pensado que llegaría el momento del pago. Porque el dueño es el dueño de las vacas; pero también de los errores y excesos de los sátrapas. Bienvenida zozobra de ex -gobernantes y sus familiares.