*Fue acusado de desviar seis mil mdp

POR LA REDACCIÓN
CIUDAD DE MÉXICO (apro).-
Luego de pagar una fianza de 20 mil dólares, Carlos Villalobos Organista, secretario de Hacienda en el gobierno de Guillermo Padrés abandonó el Centro de Procesamiento Migratorio de Eloy, de Tucson, Arizona, donde se encontraba recluido desde hace poco más de ocho meses, a petición de la Interpol.
El pasado 4 de abril el exfuncionario sonorense fue aprehendido por la policía de Arizona, quien lo puso a disposición de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB por sus siglas en inglés), después de fracasar en su intento de conseguir asilo político.
La policía internacional ya seguía sus pasos después de que la Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo de un juez federal una orden de aprehensión por presuntos delitos de corrupción durante el ejercicio de sus funciones.
Según la PGR, Villalobos incurrió en uso indebido de recursos públicos federales destinados a salud, educación, seguridad e infraestructura.
En la cuenta pública del 2012, el Congreso de Sonora detectó desvíos por más de seis mil millones de pesos, con más de dos mil 500 observaciones del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización.
El excolaborador cercano de Guillermo Padrés también fue inhabilitado por la Contraloría General del Estado de Sonora para ejercer cargos públicos por más de 10 años y se le impuso una multa de dos mil 782 millones 820 mil pesos.
Los delitos por los que se acusa al exsecretario de Hacienda no son considerados graves.
Actualmente permanece preso en Arizona, Roberto Romero López exsecretario de Gobierno, acusado de aprovechar su cercanía con Guillermo Padrés para desviar recursos de apoyos para productores agrícolas en beneficio del rancho Temporal de Pascual Diaz, propiedad de su familia, sin embargo, también quedará en libertad cuando sea deportado o extraditado.

Compartir
Artículo anteriorTribunal destituye a Blanco
Artículo siguienteMis Archivos