*Padres de familia se quejan por la indiferencia del gobernador

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Lunes 07 de octubre del 2019.-
Desesperados por la indiferencia de las autoridades, padres de Familia de la Primaria Cuauhtémoc y Secundaria Roberto Gómez Reyes bloquearon la mañana de este lunes, el Boulevard Aguamilpa para exigir las escrituras de un terreno en donde construirán un plantel para más de 200 alumnos.
Actualmente, los menores de edad de ambas instituciones pertenecientes al Fraccionamiento Lealtad de la zona de la Cantera reciben clases en aulas móviles que están en pésimas condiciones y cuando llueve, la situación se torna peor.
Lo grave del asunto es que no cuentan con sanitarios, los niños se las ven negras para hacer sus necesidades fisiológicas y se ven en la necesidad de recurrir a una casa cercana donde les hacen el favor de prestarle el baño.
Como siempre, pasan los meses y las autoridades desde la Secretaría de Educación, Iprovinay, y el Ayuntamiento de Tepic se “avientan” la bolita, nadie se hace responsable para resolverle problema.
Le hacen al tío Lolo, los traen a vuelta y vuelta, les mienten porque aseguran que todo está en firmas pero no es verdad.
Son los directivos y los mismos padres de familias quienes mediante gestiones consiguieron el terreno en el mismo Fraccionamiento pero falta lo más importante, el dinero para su construcción.
“Se abordó al gobernador en una de sus giras pero no nos han hecho caso, por eso optamos por hacer esta manifestación”, dijeron.
Los angustiados padres exigen una pronta respuesta porque mediante gestiones ante el Gobierno de México consiguieron un recurso federal para construir la escuela pero si a más tardar en el mes de noviembre no se liberan las escrituras del predio, será imposible acceder a ese dinero.
Los pequeñitos que son cien de la Primaria y 130 de Secundaria están cansados de estudiar en espacios indignos, sin baños, sin luz para conectar ventiladores. Además de forma constante se enferman por las condiciones insalubres de las aulas móviles.
Advierten los manifestantes que de no tener una pronta respuesta, los padres nuevamente saldrán a las calles porque no cesarán de luchar para que sus hijos estudien en espacios dignos.