Boletín.- Ciudad de México a 29 de noviembre de 2019.-
Blanca Alicia Mendoza Vera, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), convocó a sus homólogos de varias entidades de la República a trabajar juntos, no sólo coordinadamente, para “pegarle” a los problemas que en esa materia están presentes en el país.
Durante la Primera Reunión de Procuración de Justicia Ambiental en México -en las instalaciones de dicha Procuraduría- y de común acuerdo con la Asociación de Autoridades Ambientales Estatales (ANAAE), subrayó que aunque la legislación ambiental es de carácter federal e implica un trabajo conjunto, “tenemos que ir mano con mano, hombro con hombro, todos, pegándole a los problemas en esa materia”.
“Como mexicanos, somos muy inteligentes; como pueblo, somos un pueblo inigualable. Por eso, tenemos que ir juntos, abatiendo todas las cuestiones ambientales que a todos nos duelen”, puntualizó.
Por ello, reiteró el llamado a sus homólogos de los estados a unir esfuerzos para alcanzar la justicia ambiental. “Es un reto inmenso. Estos problemas existen en cada entidad, pero tenemos un compromiso con los mexicanos” que debemos cumplir.
En ello coincidió el ingeniero Miguel Ángel Nadal Romero, Procurador estatal de Quintana Roo y presidente en turno de la ANAAE, quien además destacó la importancia de generar una agenda común para el año 2020, en esta materia.

Recordó que en todas las entidades federativas la demanda en el tema del medio ambiente es cada vez más aguda. Lamentablemente, precisó, la imagen de parte de la sociedad hacia estas instituciones no es muy satisfactoria, de ahí la importancia de trabajar en conjunto como procuradores de la justicia ambiental.
“Perder esa confianza es algo que nos importa y es la razón de sentarnos juntos, entidades federales y estatales, para ver de qué manera nos reorganizamos para que esto no ocurra”.
Sobre el particular, Mendoza Vera dijo que si el trabajo ambiental no es bien valorado, no es justificación para dejar de respetar el derecho humano a un ambiente sano. “La Constitución indica también que cuando dañemos el ambiente, tenemos la responsabilidad de repararlo”. Pero, en ese sentido, aludió a la oportunidad de pensar en la adopción de instrumentos económicos universales, diferentes de las contribuciones y de lo presupuestado anualmente.