Abusan de ellas y las maltratan física y psicológicamente, en los centros de internamiento clandestinos destinados para drogadictos

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Jueves 05 de diciembre del 2019.-
Rescata el INMUNAY a seis mujeres que eran violentadas sexual, física y mentalmente dentro de los famosos Centros de Rehabilitación contra las adicciones que funcionan bajo la clandestinidad en todo el estado.
Esta es una práctica muy común en sitios conocidos como “anexos” que encierran en la mayoría de las veces a los adictos en contra de su voluntad y son “tratados” en áreas deplorables e insalubres.
Para empezar, no cuentan con una división para hombres y mujeres y las técnicas para su tratamiento incluye una constante violencia psicológica, confirmó la titular del Instituto para la Mujer Nayarita, Lourdes Mercado.
“Nosotros rescatamos de esos lugares a aproximadamente seis mujeres que vivían una violencia tremenda, sexual, psicológica y de todos los sentidos”.
Una vez rescatadas, los jóvenes drogadictas fueron canalizadas al Marakame donde se les lleva un tratamiento adecuado y posteriormente serán entregadas a sus familiares.
Pero además, un gran porcentaje de los internos son reportados como desaparecidos porque ni su propios familia sabe que están internados, y mucho menos, que son tratados como animales, explicó Lourdes Mercado.
Estos Centros de Adicción no cuentan con archivos de cada uno de los pacientes, carecen de documentación y datos precisos con fotografías, y quienes si cuentan con estos archivos, “no son confiables”, lo que provoca todo un descontrol.
“Son lugares clandestinos y muchas de las personas que están en esos lugares están en contra de su voluntad, tanto hombres como mujeres”.
Las instancias competentes para regularlos son la Secretaría de Salud de Nayarit y el Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA) pero al parecer no están haciendo correctamente su trabajo.
Se requiere operativos sorpresa y supervisar las condiciones en que operan los famosos anexos, argumentó la directora del INMUNAY.
Y es que no están regulados, son lugares clandestinos que están dentro de una lista pero no cuentan con los requisitos de un Centro contra las Adicciones para que los internos se recuperen y sucede todo lo contrario.
“Si se hiciera de manera concientizada, que se hiciera una responsabilidad de quienes son los dueños de esos lugares, nos pudiéramos dar cuenta si existen persona que están reportadas como desaparecidas”, dijo.
Hizo un llamado a los familiares para que informen al INMUNAY cuando una mujer se encuentra en estos centros, a fin de que personal de instituto, realice visitas de supervisión para constatar que reciba el tratamiento adecuado.