* No ha recibido ayuda en ninguna institución pese a haber tocado puertas desde hace más de 2 años; denuncia haber sufrido violencia de parte de su esposo

Por: Arcelia García Ortega
Jueves 01 de Marzo del 2018.- La señora Brenda Aracely Quiñonez Leyva de 42 años de edad, originaria de los Carrizos Tamazula, Durango, pero avecinada en Tequepexpan, municipio de Santa María del Oro, desde que tenía 2 años de edad, casada con el señor Rosendo “N” “N” con quien procreó 3 hijas que actualmente tienen, 22, 15 y 5 años respectivamente, tuvo que salir de Tequepexpan a pedir ayuda a Tepic, porque en su municipio no le atendieron su queja ya que su marido y su familia la corrieron de su hogar -asegura a golpes- desde el mes de diciembre del 2015, fecha en que empezó su calvario porque no le permiten ver a sus dos hijas.
Pide ayuda ya que hasta la fecha ninguna autoridad le ha resuelto su atención, manifiesta haber acudido a Centro de Justicia de la Mujer, al DIF Estatal, a PROVIC, Fiscalía, Derechos Humanos, próspera, defensoría de oficio, Tribunal Superior de Justicia, Inmunay, al Centro de Justicia Alternativa y convivencia familiar, así como al Congreso del Estado donde ni siquiera se le dejó pasar a buscar ayuda con algún diputado o diputada.
Ya van tres años y ningún expediente ha caminado; el 18 de Junio del 2017, apenas sí pudo ver a sus hijas de lejos porque su esposo y sus familiares no permiten que se les acerque; señala la denunciante que estas personas cuando la vieron se le fueron encima agrediéndola físicamente, denunció pero su queja no prosperó en la Fiscalía del Estado.
Brendapide la patria potestad de sus hijas ya que dos de ellas son menores de edad. Uno de los expedientes que se le siguen en SAMAO es el 199/2016. Y el 327/2016, es el que se le sigue por parte de la oficina de gestoría del Congreso del estado.
Todos los días no cesa, se la pasa tocando puertas y más puertas y acudiendo una y otra vez a las dependencias rogando ayuda, sufre mucho por la falta de sus niñas.