* Después de las sanciones anunciadas por Estados Unidos por su reelección

Por La Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (APRO).- El jefe de Estado reaccionó y declaró persona non grata a Todd Robinson, el estadunidense de mayor rango en Caracas, al responsabilizarlo de un supuesto complot internacional en su contra.
Tanto Robinson, encargado de negocios de EU en Venezuela, al igual que Brian Naranjo, consejero político de la embajada, cuentan con un plazo de 48 horas para abandonar en el país, en una nueva escalada del conflicto entre los dos países.
“Deben irse del país en protesta y en defensa de la dignidad de la patria venezolana”, dijo Maduro, quien también aseguró que presentará pruebas del complot “en el campo militar, político y económico”, en su contra, refiere un cable informativo de La Nación.
“He sido el presidente más amenazado y agredido de la Historia del país y aquí estoy de pie, seguro del camino de mi patria”, dijo Maduro y reiteró que es “víctima de una amenaza nunca antes vista”.
La semana pasada Robinson fue protagonista de un choque con la cancillería de Venezuela, al exigir que respeten la vida del preso político Joshua Holt, misionero mormón que se encuentra preso desde hace casi dos años, bajo cargos de espionaje y quien también participó en un motín de los prisioneros políticos venezolanos en la cárcel del Servicio Bolivariano de Inteligencia.
Venezuela sufre la peor crisis del último siglo en el continente; más de 4 millones de ciudadanos se han visto obligados a salir a otros países ante la inflación, la escasez de alimentos, medicamentos y el colapso de los servicios públicos.
Ayer, después de desconocer los resultados de la elección venezolana, Donald Trump firmó una orden ejecutiva contra Caracas que limita la venta de deuda y activos públicos en territorio estadunidense.