*Docentes se presentarán a sus labores pero no impartirán clases, revela SPAUAN

Por Homobono Pérez Pereyda
Tepic, Nayarit; Martes 9 de Enero de 2018.- El personal docente de la Universidad Autónoma de Nayarit iniciará actividades el próximo jueves con un paro de brazos caídos ante el incumplimiento de la administración rectoral con el pago de aguinaldos y otras prestaciones de fin de año, advirtió el secretario general del SPAUAN, Carlos Muñoz Barragán.
“No vamos a reanudar actividades el jueves, el viernes ni el lunes hasta que nosotros veamos claro”, indicó.
Añadió que los docentes se presentarán a sus centros de trabajo en las diversas unidades académicas pero no ingresarán a los salones de clases.
“Algunos compañeros manifiestan que ellos tienen que iniciar actividades pero nosotros no los vamos a presionar a que paren o a que no paren; nuestra situación es a través de trabajos sindicales estar en nuestras unidades académicas pero sin ingresar a las aulas”, comentó.
Detalló que los trabajos sindicales que se efectuarán tendrán que ver con la realización de “asambleas extraordinarias” de las secciones sindicales de cada una de las unidades académicas para que los acuerdos que se tomen sean analizados también en una asamblea extraordinaria de secretarios de secciones sindicales el viernes.
“Nosotros tenemos que ir tomando decisiones cada vez más radicales, que las hemos estado evitando, porque necesitamos ser escuchados”, subrayó.
Muñoz Barragán lamentó que a estas alturas del mes de enero no exista todavía una definición de cuándo se pagarán los aguinaldos al personal docente y consideró necesario que el gobernador Antonio Echevarría García dé acompañamiento a la UAN para gestionar ante el gobierno federal una solución a este problema.
“Yo sigo insistiendo que la situación de recuperación de la universidad tiene que ser a través de un trato político, una gestión directa del señor gobernador. Se ocupa el acompañamiento del gobernador y la voluntad”, consideró.
Muñoz Barragán también consideró necesario que se derriben diversos mitos que se han construido en torno al problema de la UAN, como el de que los sindicatos son responsables de la crisis financiera de nuestra máxima casa de estudios.