Nayaritas reconocen la valiente postura del gobernador sobre la vergonzosa corrupción que impera en el TSJN que dirige Pedro Enriquez Soto

Le piden al gobernador acciones para acabar con la corrupción en el aparato de justicia

Por: David Silva
Tepic, Nayarit.- Domingo 15 de abril del 2018.- Luego de las tronantes declaraciones del mandatario Antonio Echevarría García sobre la inmunda corrupción que impera en el Tribunal Superior de Justicia de Nayarit y de las redes de complicidad de diversos actores judiciales para consumar actos delictivos en contra de los intereses de la población, las reacciones no se hicieron esperara en todos los rincones del estado, oficinas de gobierno, redes sociales y actores políticos en apoyo a estas declaraciones, pero al mismo tiempo, la exigencia de acciones inmediatas y decididas para someter al orden constitucional el aparato de justicia del estado.
Las acusaciones del Gobernador resonaron en todos los estratos sociales de Nayarit ya que nadie ha escapado directa o indirectamente, de las consecuencias de un órgano de justicia corrompido, como despojos, secuestros y hasta homicidios; sin embargo, el clamor popular fue que se pasara de los dichos a los hechos, que no solo quede en denuncia pública pues, es el mismo ejecutivo el que posee tanto la información como las herramientas para actuar en consecuencia.
Es obligación del ejecutivo, coincidieron diversos personajes de la vida pública, desmantelar al Poder Judicial para comenzar de cero una nueva institución que administre la justicia, ya que la depravación en la administración judicial se ha convertido en un complejo sistema en cuya maquinaria no solo están inmiscuidos los propios jueces, magistrados y secretarios, sino también notarios públicos y ministerios públicos que han estructurado una maquinaria perfecta para torcer la justicia y mercantilizar las sentencias.
La Comisión de la Verdad ha jugado una papel decisivo al desenmascarar las redes de corrupción en el aparato de justicia que va más allá del edificio del TSJN, pues ha documentado la actuación de ministerios públicos, notarios y jueces en perfectas sintonía para delinquir en contra de los intereses de la población, revelaron algunos entrevistados.
Precisamente el vocero de esta organización, Rodrigo González Barrios, ha denunciado y documentado públicamente cómo se confabularon el ex gobernador Roberto Sandoval, el fiscal Edgar Veytia y el presidente del TSJN, Pedro Antonio Enríquez Soto junto con algunos Notarios Públicos para despojar, con todos los instrumentos del estado, a varios nayaritas de su patrimonio, su libertad y su vida.
Sin embargo, debido al papel que desempeña el Poder Ejecutivo, es éste el único que cuenta con información y pruebas de esta patética corrupción en el Poder Judicial, y ante el escenario nacional en el que Echevarría reveló esta situación, se convierte entonces en una obligación del Gobernador el hacer algo al respecto.
A decir de algunos expertos, la Constitución, no solo faculta sino que obliga al Gobernador a iniciar acciones legales para recomponer el Poder Judicial, de establecer los mecanismos que permitan sancionar a quienes cometieron delitos y abusos en el ejercicio de sus funciones para resarcir los daños e incluso fincar responsabilidad penal y con ello depurar de una vez al Tribunal Superior de Justicia.
Echevarría García tiene ante sí el verdadero reto de transformar a Nayarit, de hacer justicia a los nayaritas, de modificar el devenir histórico y orientarlo hacia un nuevo horizonte de igualdad y de justicia para todos.