. La senadora Dolores Padierna presentará un punto de acuerdo

POR JENARO VILLAMIL
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La senadora Dolores Padierna presentará un punto de acuerdo para demandar al titular de la Marina que presente un informe detallado ante la Permanente sobre la adquisición de seis misiles Harpon Block II; 23 misiles tácticos Rolling Airframe Block y seis torpedos ligeros MK 54 al gobierno de Estados Unidos.
En referencia a lo publicado esta semana por la revista Proceso y su corresponsal Jesús Esquivel, la legisladora del bloque PT-Morena planteó que desde el 5 de enero la propia página oficial de la Defense Security Cooperation Agency, del gobierno estadunidense, confirmó que el Departamento de Estado había autorizado esta posible venta.
Ante la falta de transparencia de las fuerzas armadas mexicanas, “y dado que esa petición de compra fue formulada por el gobierno mexicano, no es clasificada como de seguridad nacional, pues el gobierno estadunidense ya ha hecho pública la oferta solicitada de su contraparte, y por ello resulta indispensable que el secretario de la Marina Armada de México (Vidal Francisco Soberón Sanz) rinda un informe puntual y detallado” sobre esta adquisición.
La legisladora afirmó que en el punto de acuerdo se argumentará que, “para ser un país que no está en guerra con ninguna potencia extranjera y que no ha reconocido oficialmente un conflicto armado interno ni ninguna otra situación de violencia interna de conformidad con el derecho internacional humanitario, esta petición de nuestro gobierno a su contraparte estadunidense sólo puede interpretarse como una acción más para empoderar a las fuerzas armadas nacionales en su cada vez más cuestionada labor de seguridad pública y de combate a la delincuencia”.
Padierna estimó que la venta sería de 94.8 millones de dólares, es decir, equivalente a mil 750 millones de pesos. “No cabe duda de que el negocio de la mal llamada ‘guerra contra el narcotráfico’ está dejando jugosas ganancias en ambos lados de la frontera, y no sólo se benefician de esas ganancias los grupos criminales, sino también los contratistas internacionales y el propio gobierno estadunidense”, remató la senadora.