Por Judith Amador Tello

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante un encuentro con el medio artístico y cultural, donde las recientes declaraciones del escritor Paco Ignacio Taibo II confrontaron a los asistentes y a legisladores de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, su presidente Sergio Mayer anunció que el próximo 4 de diciembre presentará una iniciativa para modificar el artículo 32 de la Constitución.
De lograrse, abriría el camino para que finalmente el novelista e historiador, autor de ‘Pancho Villa, una biografía narrativa’, pueda asumir la dirección del Fondo de Cultura Económica (FCE).
Previamente se informó que la senadora Malú Micher, presidenta de la Comisión para la Equidad de Género, postergó la discusión del dictamen de reformas a la Ley Federal de Entidades Paraestatales, que comenzó a ser llamado “Ley Taibo”, pues permitiría que el escritor, siendo mexicano por naturalización y no por nacimiento, pudiera tomar el cargo.
En el Centro Cultural Teatro 2, ubicado en las avenidas Cuauhtémoc y Chapultepec, donde se realizó el encuentro entre Mayer y la comunidad cultural, la diputada Abril Alcalá Padilla, del PRD, dijo que debe respetarse la libertad de expresión, pero hay una diferencia entre un ciudadano y quien ostentará un cargo o representará a una institución.
En su opinión, los comentarios de Taibo, por los cuales él se disculpó vía Twitter, son muy desafortunados. Además, consideró que la disculpa es tardía porque no es la primera vez que hace señalamientos de ese tipo (antes habló de fusilamientos y expropiaciones, para quien estuviera en desacuerdo con Andrés Manuel López Obrador).
Cuando el diputado panista Carlos Carreón Mejía intentó justificar la polémica frase del escritor, de entre los asistentes salieron gritos con frases como: “Que aprenda a ser prudente”, “Tiene que entender”. El legislador terminó por susurrar: “Sí, es indefendible”. La diputada Annia Sarahí Gómez expresó que es necesario aprender a cuidar el lenguaje, sobre todo quien ejercerá un cargo público.
Al final, ante la insistencia de los reporteros que se acercaron a preguntarle si era una reforma hecha a la medida de Taibo, Mayer pidió “de manera humilde” que se apoye la iniciativa porque no tiene que ver con el escritor, no está hecha para él, pero su caso permitió sacar a la luz un tema pendiente con los mexicanos naturalizados.