* Acusan estudiantes universitarios a las autoridades de vender espacios clínicos a escuelas “patito”

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; Martes 17 de Abril de 2018.- Alzan la voz estudiantes del área de la salud de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) para frenar la entrega de espacios clínicos a universidades “patito” que no cumplen la acreditación y certificación establecida por la autoridad educativa.
Durante el sexenio pasado, la Secretaria de Salud con toda impunidad negociaba por debajo del agua de 20 a 25 espacios clínicos para alumnos de instituciones educativas que por corruptelas se apropiaban de los lugares que correspondían a estudiantes de la Máxima Casa de Estudios.
Así lo denunció el dirigente de la FEUAN, Aarón Verduzco junto con los representantes de las Escuelas de Medicina y Enfermería cansados de que les arrebaten los lugares a los estudiantes que se queman las pestañas en la UAN.
Y es que denunció que la corrupción por estos espacio provocó incluso alteración en las actas porque tanto el ISSSTE, IMSS y la misma universidad se negaban a ceder los espacios a las escuelas que no cuentan con la acreditación.
“Desde hace ya varios años, ha habido alteraciones a actas donde establecen otorgarles estos espacios a instituciones educativas privadas que no cumplen con la acreditación y certificación de calidad que requiere el servicio comunitario, en este caso de los estudiantes internos de pregrado”.
Ante el cambio de gobierno, la UAN en coordinación con las instituciones de salud, sacaron un acuerdo para que esta situación irregular que se presentaba en el sexenio pasado al avalar de una manera ilegal estos lugares a las escuelas patito ya no suceda.
“Han acordado, la negativa a recibir en este caso a personas que provengan de instituciones educativas que no estén acreditadas. Por ello, solicitamos a la Secretaría de Salud que como miembro de este comité estatal pueda ayudar a acompañar esta moción y no aceptar a que los espacios que requieren nuestros compañeros de la unidad académica de medicina y del área de la salud puedan quedarse sin un espacio o una cama, donde llevar sus prácticas profesionales”.
Y es que el SIFRUS es la instancia que determina el número de espacios clínicos que se entregan a las universidades, que establece que por cada 5 camas de hospital, es un lugar para un estudiante del área de la salud.
De por sí, los espacios clínicos son 153 muy pocos para los alumnos de las carreras de la salud y encima de todo, se dan estas irregularidades, no se vale que les den preferencia a las escuelas sin acreditación.
Por lo menos, explicó se requiere otros 20 más, los cuales se otorgan a las universidades privadas que lucran con la esperanza de los estudiantes que no quedaron en la UAN y hacen el sacrificio de pagar un plantel privado pero que no cuenta con la certificación establecida por la autoridad.
Recordó que muchos son los estudiantes que intentan estudiar las carreras de la salud en el Alma Mater pero desde hace años, la matricula es la misma, precisamente porque no hay espacios clínicos.
“No se vale que instituciones privadas tengan acuerdos en lo obscurito” y se roben los espacios para los universitarios de la Máxima Casa de Estudios.
Por su parte, el presidente de la Unidad Académica de Medicina, José Eduardo Algarín, indicó que esta carrera se encuentra entre las 20 más prestigiadas del país, y eso se debe a que cuenta con la certificación que exige la norma. Por ello, resulta injusto que se entreguen a otras escuelas ni siquiera están en vías de acreditación.
Además, el presidente de la Unidad Académica de Enfermería, Juan Ventura, explicó que además de sufrir el robo de espacios clínicos, se toman con el problema de que las instituciones de salud, envían a los estudiantes de 3 y 4 grados a las áreas donde ya practicaron en lugar de darles la oportunidad de enviarlos a puntos clave, es decir, áreas de especialidad como tococirugia, entre otras para que tengan la oportunidad de seguir aprendiendo.