El gobierno mexicano advirtió que la renegociación del TLCAN no debe condicionarse a la imposición de aranceles, pese a que EU eximió a Canadá y México de esos gravámenes en las importaciones de acero y aluminio.

El gobierno mexicano advirtió este jueves que la renegociación del TLCAN no puede estar condicionada a la imposición de aranceles de Estados Unidos, esto luego de que el presidente Donald Trump anunciara tasas al acero, de las que quedan exentas México y Canadá en espera de un acuerdo.

Los tres países se encuentran inmersos en una ardua renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a exigencia de Trump, quien ha tachado al acuerdo comercial como desastroso para la economía estadounidense.

“México reitera que la negociación del TLCAN no debe estar sujeta a condicionamientos ajenos al proceso”, señaló un comunicado de la secretaría de Economía luego de conocerse los aranceles impuestos por Trump.

El presidente estadounidense dijo que “por ahora” México y Canadá quedan exentos en espera del resultado de las renegociaciones del TLCAN. “Si tenemos un acuerdo, no habrá aranceles” para esos países, dijo Trump.

“El proceso de negociaciones para la modernización del TLCAN sigue su curso de manera independiente a esta o cualquier medida de política interna que tome el gobierno de Estados Unidos”, añadió el comunicado mexicano.

El pasado lunes concluyó en Ciudad de México la séptima ronda de negociaciones para la modernización del TLCAN y aunque se conocieron pocos detalles, los trabajos se realizaron en medio de una nueva escalada de críticas de Trump hacia México, ya sea por el polémico muro fronterizo que exige que los mexicanos paguen, la migración o la seguridad.

Según el diario estadounidense The Washington Post, las tensiones alcanzaron tal punto que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto habría cancelado, por segunda ocasión en poco más de un año, sus planes para un viaje oficial a Washington ante la insistencia de Trump, en una llamada telefónica que sostuvieron el 20 de febrero, de que México pague el muro fronterizo.