POR LA REDACCIÓN
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El número de cirugías estéticas ha aumentado de manera considerable en los últimos años, y México ocupa el tercer lugar a nivel mundial, según estadísticas de asociaciones internacionales.
En un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señaló que en esa área ejercen algunos médicos generales improvisados y otros profesionales sin especialización, lo que implica graves riesgos, desde no obtener los resultados esperados, hasta la muerte.
Antonio Fuente del Campo, académico de la Facultad de Medicina (FM), destacó que el aumento en el número de cirugías estéticas también se debe a que actualmente muchas de estas intervenciones se realizan con anestesia local, lo que ha reducido el costo y el temor en los pacientes.
En la actualidad, explicó, existen procedimientos endoscópicos no invasivos que permiten una recuperación más pronta y resultados con apariencia natural. “Antes la gente no se practicaba una cirugía estética porque implicaba grandes heridas y largos procesos de recuperación; ahora esto ha cambiado”.
Sin embargo, resaltó, “para llegar a este nivel es necesario prepararse, porque son intervenciones que incluso requieren de percepción artística, pues no se trata sólo de cortar y separar, sino de dar forma; es como hacer una escultura, pero en un ser vivo”.
El especialista recomendó que cuando una persona tome la decisión de hacerse un procedimiento de este tipo, busque un médico cirujano plástico certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, que de preferencia forme parte de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.