CIUDAD DE MÉXICO.- En la jornada de este martes 30 de enero, la mezcla mexicana de exportación finalizó con una pérdida de 91 centavos en comparación con la sesión previa, al venderse en 58.08 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base explicó que las principales mezclas de petróleo finalizaron la sesión extendiendo sus pérdidas, debido a que es probable que los inventarios de crudo en Estados Unidos muestren un incremento tras 10 semanas consecutivas de disminuciones.

El día de hoy, el mercado espera que los inventarios de crudo hayan crecido en ocho mil barriles durante la semana que finalizó el 26 de enero, debido al constante incremento en la producción del hidrocarburo en Estados Unidos y a la disminución de la refinación.

El mercado estará a la espera de la publicación de la información relacionada con los inventarios de petróleo del Instituto Americano de Petróleo (API) esta tarde, para así especular sobre la información que la Administración de Información Energética (EIA) podría publicar mañana miércoles.

Típicamente la publicación de la API afecta el precio del petróleo durante el overnight y las primeras horas del miércoles, aunque es el reporte de la EIA el que afecta la tendencia del precio del crudo durante el resto de la semana, el cual publicará el día miércoles a las 9:30 horas del centro.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) perdió 1.06 dólares y se ofertó en 64.50 dólares por barril, mientras que el Brent retrocedió 44 centavos, para ubicarse en 69.02 dólares el tonel.